Todo irá bien

“Todo irá bien”.

Dítelo cada día. Cada vez que te sientas bajo de moral. Cada vez que te mires al espejo.

Dítelo cada día y cada noche cuando, inconscientemente, analices cómo ha sido tu día.

Todo irá bien

Es lo que me decía Jorge hace años, cuando yo no estaba tan bien físicamente…

Me lo dijo durante años, sí, y cada vez que lo hizo yo le miré con cara de “ya… bueno… Eso lo dirás tú”.

Parece una tontería eso de comerse la cabeza a uno mismo, verdad? Como si fuéramos niños chicos que creemos en los imposibles, pero…

Es bonito creer

Siempre lo he pensado porque creer nos hace seguir adelante, pase lo que pase.

Creer nos hace dar algún sentido a nuestra vida… incluso en los momentos en que nuestra vida parece perder todo sentido.

Creer nos hace libres en la medida en que un rayito de esperanza nos saca por unos momentos del hoyo en que a veces nos metemos (o nos mete la enfermedad… o ambas cosas).

Y con el tiempo…

Todo irá bien, créeme.

“Todo irá bien” es lo que me digo estos días a mí misma, a la espera de que llegue pronto el día en que digamos “al final todo va bien. Te lo dije 🙂 “.

Sí. Va acompañado de esa sonrisilla que todos conocemos tan bien y que denota a la vez felicidad y tristeza… Felicidad porque por fin hemos dado un paso adelante (aunque sea pequeño). Tristeza porque recordamos el largo camino que hemos recorrido hasta llegar a ese gran cambio.

Y si no eres capaz de decírtelo a ti mismo…

Te lo digo yo. Así de claro. Escucha:

Todo va a ir bien.

Y si lloras cuando te lo digo… es normal. Llora. Porque llorar no es malo sino todo lo contrario.

Yo he llorado mucho a causa de mi lupus desde el 2008 y sin llorar no hubiera podido superarlo ni estar como estoy ahora.

Llorar nos permite liberar lo que llevamos dentro, ya sea angustia, soledad o desesperanza, para dejar sitio libre a otros sentimientos. Y ahí es donde entra este importante “todo va a salir bien”.

Todo va a ir bien

Tras el cataplof navideño, que este año ha sido peor que nunca, ayer mismo comencé a utilizar esta “técnica” y he de decir que ya empiezo a ver los resultados positivos. Y es un alivio porque, aunque muchos piensen que estamos de bajón “porque queremos”, la verdad es que no es una situación nada agradable… Ya quisiéramos tener un poco de control sobre nuestros sentimientos, verdad? No es nada agradable estar de cataplof, querer llorar a cada momento ni sentirnos con ganas de nada. Es más bien desesperante! Porque, además, la gente piensa que no lo intentamos, verdad? Pero lo que no saben es que sí lo intentamos… pero cada vez que pensamos en hacer algo se nos cae el mundo encima. Casi literalmente.

Aún me queda camino por recorrer, pero en la depresión y en todo estado anímico es importante que veamos los pequeños trofeos. Y… mi pequeño trofeo es, por ahora, que no veo mi mundo tan negro como hasta hace poco. (Uff, es que ni os imagináis la negrura que había!)

Ten paciencia…

Quizá tú no veas los resultados tan pronto como yo los veo ahora, así que ten paciencia y piensa que yo llevo mucho tiempo con la técnica del “todo irá bien”.

Aunque te sientas idiota y pienses que no sirve para nada, tú no pares de decírtelo. Todo irá bien 😉 .

(Parezco un libro de autoayuda de esos jeje).

Artículos relacionados:

También te puede interesar...

Cuando querer es no poder ¿Negativo? ¿Desesperado? Más bien diría sin energía... Sin energía ni motivación para nada. Es como me siento hoy: sin aliento. Vacía. Como uno de ...
La importancia de la rutina Hace años la palabra rutina me hubiera dado espanto. Yo era de ese tipo de personas que no planificaba nada y que disfrutaba la magia de la espontanei...
Mi psiquiatra, mi lupus y yo El otro día fui al psiquiatra, sí... Y aquí es donde paro de escribir un tiempo y pienso porque... ¿Cómo hablar de algo así? ¿Cómo hablar de una depre...
Caminando por la cuerda floja Así estaba ayer, tras la consulta con mi psiquiatra. Salí de la consulta bien, estable. Pero algo dentro de mí me decía que no tenía que cantar vic...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

9 pensamientos sobre “Todo irá bien

  1. Querida Nuria: Entiendo muy bien tus palabras gracias por querer compartirlas, sigo rezando para que mi pequeña Rosario diga toda la vida “Todo va ir bien” yo estaré con ella para siempre para que eso suceda. Cariños y saludos desde Chile, Roberto.


  2. fernanda dice:

    Qué lindo leerte mejor de ánimo Nuria!!!
    Creo que sabes que todos aquí te comprendemos y todos deseamos que tú y todos mejoremos y podamos seguir adelante.
    Yo además de mi versión “todo va a estar bien”, he agregado la frase “es esperable”. Hace un tiempo me deprimía mucho cuando me surgía algún problema nuevo de salud, que la anemia, que un problema de la piel, que esto, que lo otro.
    Hasta que una de mis médicas, tal vez sin quererlo me dijo “dada tu enfermedad, todo esto es esperable”, y eso por simple que suene me terminó por ayudar.
    Ahora, a pesar de que me cuido como debo, tomo todos los remedios y soy la paciente 10, cuando a pesar de todo eso me surge algo, me digo mis frases, actúo en consecuencia y trato de seguir adelante del mejor modo posible.
    Nuestra “simpática” enfermedad tiene la mala gracia de jugarnos estas malas pasadas y no lo podemos evitar. Por eso también, a pesar de que uno se cansa de batallar todos los días debemos seguir adelante y también podemos decirle “a mi no me vas a joder”.
    Sigue así Nuria y todos los lupus también, fuerza, en la medida de cada uno y a seguir adelante.
    Saludos.


  3. Marisé Aparisi dice:

    Nuria, no me canso de decírtelo, eres muuuy grande! y tu labor aquí, en la redes, en todo en general, es muy importante para mucha gente.
    Y tienes razón, todo irá bien 😉
    Un abrazo enorme desde Gandia.


  4. Nancy Quiroz Begazo dice:

    Nada mas cierto que las personas creen que cada dia no lo intentamos, lo intentamos con lo que bebemos, con lo que comemos, con cada paso que se da y es que en estos dias no me siento con el animo completo, como dices siento un bajon de esos que lo que sea me quiere hacer llorar y yo pensaba que llorar me hace daño, ahora me entero que no asi que saliendo de la oficina me echare en la cama a llorar porque necesito hacerlo, estoy con los ojos llenos de lagrimas pero estoy en el trabajo, al cual cada dia tengo mas dificultades para asistir, sin tener algo que me impida desenvolmerme en forma normal. El cansancio, el desanimo, los dolores permanentes de los pies, especialmente de las plantas, los dolores de la espalda, la hinchazon de manos, pies, ojos, no los esfuerzos a veces parecen ser inutiles, yo trato de salir adelante sin causarle problemas a mi marido con el que vivo, porque ya se le acabo la paciencia y eso me dule igual por dentro que por fuera. Me ayuda mucho trotar por las mañanas antes de salir al trabajo, eso me relaja mucho, escucho musica, pero aun asi no se deja de sentir los sintomas, A partir de ahora me mirare al espejeo cada dia y me repetire “TODO IRA BIEN”, y lo hare cuantas veces me mire en el y cuando obtenga resultados, te comentare que cambios he podido notar. Gracias siempre agradecere que puedas escribir algo sobre como nos sentimos, los esfuerzos que hacemos, las cosas que intentamos, lo que evitamos, lo que innovamos, todo por sentirnos bien. Yo tengo que comentar el dolor de saber que la unica persona que vive conmigo mi marido, ya no tiene paciencia, se le acabo la comprension, dice que yo lo enferme a el, y siempre me repite todo cuanto hizo, se que no se le acabo la paciencia, se le acabo el amor y por eso no soporta mas, no importa el se llama Jorge, no importa porque no me vera quejandome, resolvere lo que tenga que hacer sola y claro que puedo ya lo vengo haciendo, pero no deja de lastimarme su actitud. Es lo que me toca vivir, solo espero seguir valiendome de mi misma, hoy se que llorare porque leer lo que tu publicaste aun me emociono mas y si llorar me tranquilizara derramare cuanta lagrima que salga.
    Mucha suerte en tu intento y en el mio.
    Nancy


  5. María Jesús dice:

    Pues sí, Nuria. Creo que esa es la frase oportuna. Cuando peor estaba alguien me dijo que tenía que decirme a mí misma que estaba estupendamente para mejorar. Eso me pareció, y me parece una soberana estupidez, como si encima una estuviera mal por su propia culpa. Tu frase es otra cosa, pensar que las cosas van a ir bien, que vamos a mejorar, no importa como estemos. Es lo que yo llamo aceptación esperanzada, siendo conscientes del regular/mal momento presente pero confiando y poniendo todo nuestro esfuerzo (adhesión al tratamiento, entrenamiento físico y cognitivo según se pueda,…) para que las cosas realmente vayan bien. E irán bien 🙂


  6. Laura dice:

    Gracias Nuria. Me siento acompañada por ti y por todos los lupis que compartimos este Blog. Hay días que el no tener explicación para mi tristeza y mi desánimo me bajonea más aún. Las semanas y semanas de convivir con el dolor me agotan, pero confiemos en que todo irá bien, aunque sea por un rato.


  7. María del Carmen dice:

    Excelente!!! Espero poder ver esa luz muy pronto…. Gracias Nuria, me encanta leerte…


  8. Alicia dice:

    Nuria
    En efecto todo ESTA BIEN YA! Ahora mismo.Ustedes ; con su enfermedad nos dan ejemplo de fortaleza, nos enseña a los padres: paciencia, respeto, amor.Porque los practicamos con ustedes a diario.Aparte la sensación de que en cualquier momento se nos mueren.Yo lo viví con mi hermosa hija desde sus 12 añitos , hasta el año pasado que murió.Hoy cumple un año de haber partido y está y estará por siempre en mis pensamientos.
    Atentamente: Madre de un angelito con LUPUS.


  9. M. Adriana Rengifo dice:

    Hola Nuria … Feliz Pascua y Feliz Año…tienes toda la razón uno tiene que convencerse todos los días que está bien … mucho ánimo y muchas esperanzas … has sabido algo del nuevo remedio para el Lupus que iba a salir en Diciembre❓❓ un abrazo…Adriana