¿Cómo dejar a una persona que tiene una enfermedad?

Volvemos al tema del amor y las relaciones de pareja cuando hay una enfermedad de por medio. Si ya de por sí es complicado dejar a alguien, ¿cómo lo hacemos si tiene una enfermedad? Pues como con cualquiera: con tacto.

Escribo este artículo a raíz de una consulta que me han dejado en el blog y que me ha parecido interesante tratar porque todos lo hemos pensado alguna vez:

  • Nosotros, porque alguna vez nos hemos planteado la posibilidad de que nuestra pareja esté con nosotros por pena, porque estamos malitos.
  • Ellos, porque no todas las relaciones son eternas y en el momento de romper, la vida siempre se complica con mil preguntas. Hacer daño nunca es fácil ni agradable.

¿Dejar, o no dejar a una persona porque tiene una enfermedad?

Si no quieres a esa persona, o si la vida con ella no te hace feliz, por supuesto que deberías plantearte poner fin a la relación.

En palabras sencillas: deberías hacer lo mismo que harías si fuera una persona sana. Tan simple! Yo, desde luego, dejaría a mi pareja si no la quisiera. ¿Por qué no lo vas a hacer tú?

Creo que hablo en nombre de todos los que tenemos una enfermedad cuando digo que prefiero estar sola a que alguien esté conmigo por pena o por obligación. Uff, eso me partiría el alma en mil pedazos 🙁 .

Haz con los demás lo que quisieras que hicieran contigo

¿Te gustaría que tu pareja estuviera contigo por pena?

¿Te gustaría que tu pareja estuviera contigo siendo infeliz?

Pues no se lo hagas tú a ella.

Porque, entre otras cosas, quizá aguantes un tiempo… pero con los años la infelicidad irá creciendo. Quizá acabes por odiarte a ti mismo por tomar la decisión equivocada y acabes incluso odiando a tu pareja. Y ninguno de los dos os merecéis una vida así.

Sé que es complicado dejar a alguien en una situación delicada, pero una relación es cosa de dos… Los dos deben estar a gusto en la relación, ser felices y amarse. Si algo falla, hay que hablarlo.

“Soy una mala persona”

No lo eres. Incluso si dejaras a tu pareja porque tiene una enfermedad, no eres una mala persona. Simplemente hay gente que no está preparada para ese tipo de vida y todo lo que ello conlleva porque, para qué engañarnos, es una vida dura.

Si alguno de mis novios me hubiera dejado por tener lupus no me hubiera molestado, la verdad. Hay gente que sí, pero yo no.

Lo que está claro es que si dejas a esa persona porque has dejado de quererla y ya no te llena la vida con ella, independientemente de su enfermedad, no eres una mala persona. Simplemente eres una persona normal!! Y te digo que yo haría lo mismo que tú.

Es normal que te sientas mal, pero todos hemos hecho cosas que no hubiéramos querido tener que hacer. Es ley de vida.

“Me siento responsable. Tengo que cuidar de él/ella”

Yo he compartido mi lupus con Jorge desde hace 10 años, pero la responsable de mi enfermedad siempre he sido yo. Soy yo la que tengo que medicarme cada día, protegerme del sol, ir a mis revisiones, etc.

Jorge ha elegido ser también responsable y cuidarme y ayudarme a cuidarme, pero la responsable sigo siendo yo porque cada uno somos responsables de nuestra vida.

Si algún día, por el motivo que fuera, Jorge decidiera dejarme, no será responsable de nada ni me deberá nada. Soy yo la que tengo lupus y no él.

“Si la dejo, empeorará por mi culpa”

Es, en mi opinión, la peor de todas las situaciones a la que nos enfrentamos a la hora de dejar una relación. Si te dejas llevar por esto nunca podrás terminarla… Y te verás abocado a una vida que no te llena y que acabará haciéndoos infelices a los dos.

Sí, bueno, a lo mejor con el tiempo la cosa se arregla y el amor resurge, pero ¿y si no?.

Los malos ratos nos afectan mucho y sí que es verdad que pueden empeorar la enfermedad… pero no podemos dejar que eso gobierne nuestras vidas…

La verdad es que pensar en esta frase no me gusta porque me convierte en una cárcel, ¿no creéis? Y no me gusta ser una cárcel ni una obligación para nadie… Pensar eso me parte el alma.

Si alguien está a mi lado quiero que sea porque me quiere, se ríe conmigo, se divierte con mis tonterías y le gusta como soy 🙂 .

“Voy a esperar a que mejore. Ahora no puedo hacerle esto”

Es una opción, pero personalmente preferiría que Jorge no esperara. Si me tiene que dejar, que lo haga lo antes posible.

Además, seguramente cuando mejore te plantearás la de “Si la dejo, volverá a empeorar” y te vas a tirar así hasta el día del Juicio Final.

Eso sí, si estoy en una situación muy delicada, tipo ingresada en el hospital sin nadie que me ayude, pues la verdad es que le agradezco el gesto. Pero que luego me deje!!!

Conclusión:

Finalizar una relación de pareja siempre es complicado. A nadie nos gusta hacer daño, y menos a una persona que hemos querido y con la que hemos compartido tantas cosas.

Os engañaría si os dijera que no he hablado con Jorge sobre este tema. Muuuuuchas veces. Y siempre la conversación ha sido la misma: “si tú me dejas de querer algún día tú me dejas, eh? No te vayas a quedar conmigo porque tengo lupus, no puedo trabajar y dependo de ti!!!!”

Y él siempre me dice lo mismo (después de decirme que soy idiota y que cómo va a dejar de quererme): “Tranquila, que no. Además, si te ibas a apañar tú mejor que yo!”

En fin, que tenemos una enfermedad, sí… pero somos personas normales que queremos una vida feliz al lado de alguien que nos quiera con sinceridad y nos respete.

Ciertas mentiras, creedme, duelen más que la propia enfermedad.

En cuanto a ti, que no sabes si dejar a alguien por el tema de la enfermedad… Tienes derecho a vivir tu vida. Vívela.

También te puede interesar...

¿Te casarías con una persona con una enfermedad? ¿Son el amor y la enfermedad conceptos y vivencias incompatibles? Hace un par de semanas alguien dio con este blog a través de Google, con la pregu...
A los “platitos”!! El otro día publiqué “Lo que nunca debes decir a una persona con una enfermedad crónica”. Era una pequeña queja con toque de humor y sin ningún rencor...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

10 pensamientos sobre “¿Cómo dejar a una persona que tiene una enfermedad?


  1. Msrleny Fajardo Santacruz dice:

    Para tomar una decisión de separarse por una enfermedad, u otra circunstancia no hay un patrón depende de la personalidad de cada persona, madurez, su valía, su autoestima. Amor y ser amado es algo muy lindo, amar es el valor más importante de la vida. Cuando se ama de verdad debe ser incondicionalmente
    Es decir no poner condiciones, amar a de


  2. Maribel dice:

    Hola Nuri ya sabes que ¡¡ Tu Nuria, eres mi Nuria!! tus aportaciones son valiosas y tu lo eres mucho mas, para mi.
    De todas formas quiero contar mi experiencia, para aquella que no la sepa, tengo “aun” 60 años hasta el dia 6 de diciembre seran 61 jejejejejeje, a mi me han abandonado hermanos, hijos, no soportaban la depresión, ( aun no se habia descubierto el LUPUS)mi hijo se caso y no fui expresamente invitada a la boda, cuando ha nacido mi nieto hace dos años y medio , me entere con el niño en el mundo que habia nacido por cesarea, y no se me permite conocerlo ni tan siquiera en fotografia, Hay esa maldita depresion, tuve durante la profundidad de la depre dos intentos de suicidio. Y ahi se agarran jueza y familia para no dejarme conocer a mi unico nieto,
    Pero aparece ¡¡CAPERUCITA ROJA!! ( es como me llamo, por las chapetas de mi cara y el lobo ) que ha tenido depre que no es sinonimo de tonta ni de loca, y pienso, si intento suicidarme otra vez y no atino como las veces anteriores, y me quedo en una cama paralizada???? ¿¿¿¿ quien me va a cuidar ?? Gracias a Dios tengo amistades por un tubo, siempre pendiente de mi, pero a las que tambien procuro molestar lo menos posible, esto harta y mucho , asi que ¿ quien se quiere mas que a nadie ? ¡¡yooooo!! ¿ quien es la mejor del mundo entero ? ¡¡yoooo!! y eso es lo que hay, Ahhhh y a mi LOBO, ni disgustarlo, hago lo que el quiere, que me dice hoy te quedas acostada , ¡¡pues me quedo !! ahora el dia que lo cojo bien dormido, me voy de “bureo” Tengo dos niños que no son nietos , pero a los que quiero, con toda mi alma, y me dejan llena de energia cada vez que estoy con ellos , mi Lola y mi Jorge. ¿ Como se pueden querer tanto a dos seres que no son tu sangre, y por los que tengo pasion, y ellos me quieren a mi tambien tanto…….? Bueno a grandes rasgos, coge de la vida lo bueno que te va trayendo, pero siempre TU eres lo primero, Vive el momento, para bien o para mal, VIVE el momento, si es para bien , a difrutarlo, y si es para mal , para aprender, donde quema y no te debes acercar. A mi me furula, la formula, Me ha costado sangre sudor y lagrimas,entenderlo y adaptarme pero aqui estoy, feliz y orgullosa de ser quien soy , y en cuanto al LOBO.. peor hubiera sido un elefante, con lo pesa ……. Besos para todos y ya sabes Nuria . ¡¡Tu Nuria eres MI Nuria!!


    • Nuria dice:

      Tu experiencia es muy oportuna aquí, Maribel. Por desgracia, eres uno de esos casos en que los que nos rodean no son capaces de convivir con nuestra situación y deciden marcharse 🙁 . Y también eres uno de esos maravillosos casos en los que, no sabemos de dónde, sacamos fuerzas y salimos adelante nos echen lo que nos echen 🙂 . Eres una mujer formidable! Y espero que tu historia anime a todos los que están pasando por lo que pasaste y pasas tú.

      Hay veces en que no vemos luz… y a veces, en estos momentos, son experiencias como la tuya la que nos la traen.

      Nunca dejes de quererte, Maribel! Aunque ya sé que no hace falta que te lo diga, jeje. Al final de la vida cada uno tendremos que vivir con el peso de lo que hemos hecho… y tú y yo iremos bien ligeritas y felices por la vida. Allá cada uno con su conciencia.

      Ya sabes que desde aquí también se te quiere 🙂 . Un beso enorme


  3. Tere Espee dice:

    Gracias Nuria por este comentario excelentemente tratado. Eres grande chica, el Lupus es el Lupus la vida de las personas sigue adelante. Un abrazo.


    • Nuria dice:

      Exacto, Tere. Tenemos que vivir con una enfermedad y en ciertos momentos ésta marcará nuestro camino, pero no debemos dejar que lo haga más de lo necesario 😉 . Un abrazo bien grande!


  4. Pablo dice:

    Estimada Nuria, vaya tematica.. y que bien has hecho la nota, con una explicacion muy realista, detallada y reconfortante.. todo muy finamente expresado, con gran toke de profesionalidad..!!
    Os felicito por todas tus entradas, notas y aportes que nos haces desde el blog, siempre una lectura de contenido enrriquecedor. Grande abrazo.!!


  5. Pablo dice:

    Excelente comentario Maria.


  6. Maria del Carmen Calderón dice:

    Noria que artículo tan acertado. Coincido contigo, pues nuestra enfermedad no debe ser una cárcel para nosotros y peor para nuestra pareja. Ahora mismo atravieso esta situación luego de 20 años de compartir con mi esposo. Pero debo abrir los ojos y tomar mi propio camino por muy doloroso que sea en un inicio. Gracias por tus palabras. Siempre son un aliciente. Un abrazo desde Ecuador.


    • Nuria dice:

      Siento que estés pasando por esa dura situación, María del Carmen… Comprendo muy bien que en algunos casos escoger la separación es casi imposible si no tenemos a nadie de nuestra familia que nos pueda ayudar, tanto física como económicamente. Espero que éste no sea tu caso y, sobre todo, que la situación se arregle si es que quieres y es posible. Si no fuera así, estoy segura de que hallarás un nuevo camino, te reinventarás y serás feliz de nuevo. Al principio quizá cueste un poco, pero somos mujeres fuertes y sé que estarás bien.

      Un beso enorme