Cuánto cuesta hacer lo que tenemos que hacer!

Siempre se dice “adaptarse o morir”… pero en este caso yo necesito reiventarme. Aunque no sé cómo hacerlo y, día tras día, siento una sensación de terrible fracaso que cada vez me hace más complicado continuar.

Cuando la gente me pregunta y les digo que vivo en Dubái piensan que vaya vida guay que me he montado… Pero se equivocan.

Será una vida guay, de eso no tengo duda… pero no lo es por el momento. Y no lo es por mi culpa. Sólo por mi culpa.

Como ya os comenté, a Jorge le salió un trabajo aquí y le di todo mi apoyo. Sin pensármelo.

Lo haría mil veces porque somos un equipo. Él me apoya cuando me hace falta y y yo le apoyo a él cuando lo necesita. Así funcionamos. Así hemos sobrevivido 10 años de relación en los que hemos aprendido que nada nos puede separar siempre que hablemos y estemos juntos.

En fin. Nos casamos “a lo exprés” y nos vinimos a Dubái, con alguna complicación que otra.

Era consciente de que renunciaba a muchas cosas viniéndome, pero no me imaginé que sería todo tan difícil… ni que me ocurriría lo que me está sucediendo.

Comenzar de cero

Es lo que tengo que hacer… Pero no me siento con fuerzas y no sé por qué.

Sé que lo he hecho otras veces… y que debería poder volver a hacerlo…

En ello estaba…

Sabía que no iba a ser fácil. Sabía y sé que lleva tiempo, pues en España me costó unos 3 años llegar a donde estaba.

Y, cuando por fin vuelvo a tener una vida y un sentido, toca empezar de cero.

Se me cae el mundo encima.

Dejarlo todo

Es otra de las cosas que tengo que hacer por mi salud mental. No puedo seguir con la actividad en España porque voy a acabar loca. Loca e infeliz. Aunque infeliz es como me siento ahora… Y todo por este tema.

Lo tengo todo! Tengo un marido que me quiere y que está a mi lado y que (y sonrío) intenta ayudarme aunque aún no sepa muy bien cómo hacerlo. Sé que es complicado. Que soy complicada. Ojalá yo misma me entendiera en estas ocasiones para poder decirle a Jorge “haz esto” o “necesito esto”… Pero no tengo ni idea de cómo salir de aquí ni de lo que puede ayudarme.

Ahora mismo quizá nada pueda ayudarme… y sé que tengo que ser yo misma la que tome las riendas de mi vida. Unas nuevas riendas para una nueva vida.

Pero, ¿cómo se hace eso? ¿Cómo se recupera la motivación cuando tienes que dejar lo que te ha motivado durante años?

Romper con todo

Es lo que sé que debería hacer… Tengo que hacerlo, aunque ello signifique dejar tirados a aquellos con los que un día me comprometí.

De eso me di cuenta hace cosa de un mes…

No podía dormir pensando en ello y, de repente, me vino a la cabeza. Y cataplof con todo el equipo.

Desperté a Jorge a las 4am de un día entre semana (pobre mío, qué bueno es!) desconsolada totalmente y llorando como una Magdalena.

Es duro darse cuenta de que tienes que hacer algo que no quieres hacer realmente… Pero tengo que hacerlo. Escribir esto me está sirviendo, quizá, para tomar el paso definitivo.

Yo soy más importante. Jorge es más importante… No puedo perder el sueño de mi vida (de nuestra vida) por esta cabezonería mía que tantos batacazos me ha costado.

¿Tengo claras mis prioridades en la vida? Creía que sí, pero se ve que no…

Siempre regaño a Jorge porque piensa que en esta vida se puede tener todo a la vez… Y no se puede.

Se puede tener todo, pero no a la vez. A veces tenemos que ir paso a paso. Lograr una cosa e ir a por la siguiente…

Y ahora yo me empeño en tenerlo todo. Quiero tener la vida que se vive en España cuando ni siquiera estoy en ese continente. Quiero no renunciar a la actividad que me llenaba en España y eso está ocasionando mi infelicidad y la de mi pareja. Ninguno de los dos nos merecemos eso.

Tengo que renunciar a lo que he sido.

Me he adaptado a Dubái, pero no vivo aún aquí. Mi mente no está aquí… Y eso me está afectando.

Tengo que romper. Necesito romper.

Voy a romper.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

19 pensamientos sobre “Cuánto cuesta hacer lo que tenemos que hacer!


  1. Catalina dice:

    Hola Nuria
    Efectivamente ,le pones el título muy apropiado CUANTO CUESTA LO QUE TENEMOS QUE HACER. y esto pasa en todo , y especificamente para escribir , por eso digo tienes un trabajo nada fácil , cuesta mucha concentración. dedicación, y lo que pasa es que a veces uno se levanta llenas de cosas en la mente como días que unos se levanta en O, Has escrito mucho y lo valoro , para mi es un gran trabajo .. Yo para redactar un documento no creas demoro .

    Este es un pequeño resumen de lo que había escrito mis 2 correos y se perdieron en el ordenador y digo Gracias por la creacion de este blog por lo que nos haces compartir y hacerlo de todas las lectoras.
    Leí GRITA me gustó como tambien podemos llorar , nos sentiremos mejor.

    Es cierto hay muchos eventos en el mundo sobre el lupus pero FALTA leí un comentario de una lectora y dice que sería bueno que publiques un libro te digo tienes los datos y mucha informacion y que mas el día a dia de lo que has vivido o mejor dicho de lo que vivimos sobre todo la EXPERIENCIA de esta manera hay mucha gente que carece de los medios para un ordenador puede leer el libro. piénsalo.

    SI no debemos aislarnos el lupus No es contagioso podemos compartir disfrutar de muchas cosas pero hasta donde nuestro cuerpo diga STOP y nosotros mismos hacemos entender que no damos para mas

    Un médico reumatólogo me dijo el lupus hay dias que se enciende y despues se apaga aprovechemos los dias que se apaga pero con un límite tu mejor lo sabes.

    Hoy 2 de Enero de 2017 roguemos tener un buen año y deseo muchos exitos venciendo todas las luchas que se nos presenten.

    Un abrazo de corazón
    Con cariño
    Catalina


    • Nuria dice:

      Gracias, Catalina,

      Como ya te respondí a los comentarios que mencionas, no me voy a repetir. Que no se perdieron! Aquí nada se pierde y sieeeeeempre respondo a todos porque todos sois muy importantes para mí 🙂 .

      Lo del libro… ya le dije a José Antonio que me lo planteo desde hace tiempo. Quizá la vida me haya puesto en Dubái para que tenga tiempo libre se sobre para llevar el proyecto a cabo! 😉 Gracias por los ánimos y el empujoncito.

      Un abrazo enorme!


  2. Catalina dice:

    Hola Nuria
    Disculpa , redacté 2 cartas y no sé que pasó con el correo. quiero probar si ya funciona
    Caty


    • Nuria dice:

      Hola, Caty, sí que funciona, pero he estado un poco ausente y no he podido aprobar los comentarios ni responderos. Lo siento. Deben haberte llegado ya un par de correos diciéndote que he respondido a tu comentario 🙂 .

      En este blog los cometarios son moderados, sabes? Eso quiere decir que cada vez que escribes algo no se publica directamente, sino que antes tengo que aprobarlo yo. Esto lo hago porque, al ser un blog de salud, a veces hay algún loco que escribe animándonos a cosas como donar un riñón o beber sangre (verídicas las dos cosas!), así que por la seguridad y bienestar de todos, los comentarios son moderados 🙂 .

      Un abrazo!


  3. Virginia dice:

    Nuria, tuve el e-mail desconfigurado en el mvl y te echaba de menos. No tengo lupus (que yo sepa), pero amé a un hombre que tiene la enfermedad. Por eso te encontré. Eres un referente para muchas personas, no sólo para los enfermos crónicos o sus familiares, amigos, parejas, etc. Un abrazo fuerte. Virginia (Colmenarejo, Madrid)


    • Nuria dice:

      Yo también me he echado de menos todos estos meses, Virginia, pero al final me he encontrado de nuevo y eso es un gra alivio.

      Me alegra haber podido ayudarte y ayudar a tantas otras personas y espero poder seguir haciéndolo mucho tiempo. Un abrazo enorme!


  4. Mercedes dice:

    Hola Nuria,

    Me ha impactado leerte, pero quiero decirte que yo, como pareja de alguien con lupus, he aprendido a mis casi 50 años que llega un momento en que uno mismo y tu pareja son lo más importante. A veces podemos abarcarlo todo, a veces no. Pero sentirnos bien con nosotros mismos y cuidarnos a nosotros mismos es lo más importante (me refiero a mí y a mi pareja). A veces ello implica una pérdida, sentirse mal, que hemos defraudado, que lo podíamos haber intentado y todo aquello que supongo que pasa por tu cabeza. Lo sé, porque yo he pasado por ello. Pero, con el tiempo, te darás cuenta de que tu decisión es la buena. Cuidarse a uno mismo es el primer paso para poder comenzar de nuevo, para poder hacer los cambios necesarios, adaptarte a tu nueva vida… El salto que has dado es muy grande, e implica un cambio y, como han dicho en otros comentarios, el cambio puede implicar pérdidas… pero también ganancias que aún no has visto. Nadie siente que nos estés defraudando. Lo harías si no pensaras en ti y en tu pareja. Quienes te hemos conocido a través del blog sabemos de tu lucha, de tu implicación, pero, por encima de todo, queremos que estés bien. A veces hay que parar, tomarse tiempo para uno mismo, para hacerse a lo nuevo, recuperarse, adaptarse, un poco como la oruga, que se toma su tiempo en la crisálida para salir convertida en mariposa. Cuídate mucho y sigue lo que te diga tu corazón.


    • Nuria dice:

      Hola Mercedes,

      Sabía entonces que era la decisión correcta y la única que me podía sacar del hoyo en el que estaba. Y era cierto. He salido del hoyo con una lección más de vida que, aunque ya me sabía a pies juntillas, nunca llegaba a plicar del modo correcto y efectivo. Ahora ya te aseguro que lo haré siempre, aunque no sé si lo haré sin dudar y sin volver a sentir que fallo a alguien por hacerlo. Supongo que ese sentimiento es inevitable y en parte bueno porque indica que hay gente que nos importa.

      Gracias por tus palabras de ánimo y apoyo. Por tus consejos. Por ese empujoncito que tan necesario era hace unos meses, cuando no me atrevía a dar ese último paso. Seguiré cuidándome y cuidando lo que realmente es importante 🙂 . Un beso enorme


  5. Patricia dice:

    Estimada Nuria,
    Yo también tengo lupus fui diagnosticada cuando cumpli 19 años ahora tengo 49 y lo que me ha enseñado está enfermedaf es que sos como él ave fénix , renacemos de las cenizas una y otra vez. He luchado muchas batallas y de todas he salido victoriosa ,la más fuerte fue la muerte de mi marido, de la cual pensé que ya no podría más y al igual que tú me sentia que de esta ya no saldría adelante casi me muero con el de la tristeza etc. para no hacerte el cuento largo he aprendido que no podemos dar por vencidos, la vida sigue y es hermosa. Lo que nos queda es el agradecimiento . Si aunque se oyó raro agradeciendo a la vida a tus seres queridos que con todo , nos siguen acompañando en nuestra lucha. Somos unas guerreras y no nos podemos dar por vencidas . Vivir con lupus me a enseñado a apreciar la vida y darme. Cuenta que soy una mujer fuerte y poderosa y que puedo con esto y más ni el lupus ni nada puede acabar conmigo ni con mi escencia somos más fuerte que eso.
    Entiendo que te sientas deprimida en estos momentos lo que yo hago es entregar mis sentimientos no coherentes o no coherente o negativos a Dios o al universo o a lo que tú creas o en quien creas , cada noche lo hago y me funciona .
    Te envío un video que espero te guste
    Saludos y animo!!!
    Un fuerte abrazo desde Playa del Carmen Mexico


    • Catalina dice:

      Hola Susana
      Un Feliz Año 2017
      Veía el video pero no lo abría pero ayer me decidí abrirlo y me ha gustado mucho la llave sanadora muchas gracias por compartir los videos ya que nos ayudaran a vivir mejor.

      Muchas gracias Susana
      Catalina


    • Nuria dice:

      Gracias, Patricia, por compartir un recuerdo que supongo aún duele… Es un acto de generosidad tremendo.

      Gracias también por tus consejos 🙂 . Yo, en lugar de entregar mis sentimientos negativos, lo que hago es agradecer cada noche todo lo bueno que me ha dado ese día. Y no me acuesto hasta que no encuentro algo, jeje. Supongo que más o menos hacemos lo mismo, no? 🙂

      Un abrazo enorme


  6. María Jesús dice:

    Nuria, he leído los últimos posts y no sé muy bien qué decir. Tan sólo que tu grito llega, y se oye, y remueve a pesar de la distancia. Un cambio de vida tan importante como el que tú has hecho afecta a cualquiera, mucho más si se convive con la enfermedad. Por mi experiencia de 51 años te diría que todo cambio tiene un lado de pérdida. Das un paso adelante (casarse, mudarse, cambiar de trabajo…) y dejas tu familia, ciudad, amigos… Pero así es como se avanza en la vida, creas tu propia familia, tu carrera o haces nuevas relaciones. Personalmente creo que se necesita tomar distancia con lo que no te deja centrarte en tu nueva situación. Aunque duele y se llora y es posible que se necesite ayuda, incluso profesional. Eres una valiente, encontrarás tu manera de reinventarte otra vez. Un beso.


    • Nuria dice:

      Te leo y… buff, todo o que me sale es un suspiro de esos que llevan una carga emocional impresionante. Porque tienes toda la razón.

      La reinvención no ha llegado, pero con haber salido de la depresión me conformo! Ya os iré contando el rumbo que toma mi vida, porque ni yo misma lo sé, je.

      Un beso enorme y gracias 🙂 🙂 🙂


  7. Estela Flores dice:

    Ay Nuria querida te comprendo, a veces las cosas no son fáciles aunque les pongamos mucho empeño. Sé de tu extensa lucha porque leo tu blog y porque tengo una hija con una patología autoinmune que no han logrado diagnosticar con claridad aún , que es lupus, que es enfermdead mixta del tejido conectivo,etc. Empezó con 16 años y hoy tiene 30 y ahí seguimos. No es fácil ciertamente, la veo sufrir, la veo luchar, veo que ir a trabajar para ella es un suplicio pese a que trabaja en una oficina del Estado, pero tiene 8 horas por día y es muy complejo! No decaigas Nuria, este momento de angustia y tristeza pasará, todo pasa, sigue con tu blog que es muy lindo. Me encanta leerte, eres muy amena y clara (pese a la neblina lúpica) Yo vivo en Uruguay, un pequeño país de América del Sur, más precisamente en Montevideo y sigo tu blog. Te imaginas la cantidad de gente en el mundo que lo hará? No todos hacen devoluciones, pero seguro te leen. Eres muy importante para muchos, no aflojes. Justo ahora que vas a poder ser mamá? Mi hija me ha dado una hermosa nietita que tiene hoy dos años y es un bomboncito adorado. Adelante Nuria, saldrás adelante y ya leeré que vuelves a estar feliz!!!


    • Nuria dice:

      Madre mía, Estela, 15 años sin un diagnóstico claro? No puedo ni imaginar remotamente lo que es eso…

      Como ves, he salido adelante gracias a Dios 🙂 y justo ayer pude decir “He vuelto!!!” y no veas la alegría con la que lo dije. Porque me siento feliz y me siento yo. Y ése es el mayor alivio que podría haber tenido en este año. Ahora ya, si nos viene el bebé, ya será un 2017 redondo (y nunca mejor dicho, jaja).

      Un beso enorme, mucho ánimo con vuestra situación y mil gracias 🙂 🙂


  8. Nancy Quiroz Begazo dice:

    Hola Nuria, yo soy Nancy de Peru, muchas veces y durante muchos años yo me senti tan deprimida como tu lo estas ahora, y llore, y me pregunte a Dios porque si siempre hice lo que debi, me cuide , soy deportista hasta ahoray vivi en forma sana y solo se que me toco, aprendi algo QUE CUANDO NOS ENFRENTAMOS A SITUASIONES DIFICELES ES PARA SACER DENTRO DE NOSOTRAS O NOSOTROS LO MEJOR QUE TENEMOS, PORQUE LO TENEMOS, EN ESTE CASO NUESTRA fortaleza, nuestras ganas de vivir, la alegria, la esperanza, la paciencia, la tolerancia, para hacer lo que tenemos que hacer y eso ES VIVIR CADA DIA LO MEJOR QUE PODAMOS, A PESAR DE NER LOS INCOVENIENTES QUE NOS NOS PROVOCA ESTA ENFERMEDAD, despues de todo cada ser humano en el mundo tien algo por lo que batalla cada dia, a nostras nos toco esto, pero nosotras somos integramente mas fuertes, tienes un marabilloso esposo, en cambio en mio hace unos dias por mi estado de salud me dijo cosas horribles y cada dia me da tips de mala vibra, me duele me hace llorar, pero no me dejare, yo soy mas que el el soy rica en comprension, y muy pobre y amargado, NOTAS LA DIFERENCIA EN QUE TENEMOS QUE SACAR DENTRO DE NOSOTRAS LO MEJOR QUE TENEMOS PORQUE LO TENEMOS? asi que adelante mi querida Nuria aceptar lo que tenemos, se valiente, vamos levantate. Un cariño desde Arequipa Peru


    • Nuria dice:

      Gracias, Nancy… Me ha llevado un tiempito poder volver, aunque lo bueno es que dejé la infelicidad atrás bastante pronto, gracias a Dios. Aún así, decidí seguir con la desconexión, sólo ocupándome de mí misma y de Jorge y de mí. De nosotros. Es curioso cómo a veces puede resultar tan complicado mimarnos a nosotras mismas y dedicarnos tiempo.

      Siento que tu marido se comporte así… 🙁

      Un beso bien grande y, de nuevo, gracias


  9. Pilar dice:

    No pude terminar mi comentario anterior, esto de escribir por el móvil, no es lo mio.
    La flechita gris, me a traicionado 🙂
    Niña, si hay que cortar con los compromisos que habías adquirido en el pasado, no sientas que estarás defraudando, bien sabes que quienes te quieren, saben lo valida que eres, pero que al igual que la mayoría de nuestro colectivo, te rompes y necesitas reservar tus cucharas. Primero eres tú y Jorge, os habéis unido para caminar juntos por esta vida, vivir vuestro amor y que nada te turbe aunque los cambios sean duros. Necesitas tiempo, así que coge el que te haga falta y cuando veas que serás capaz de seguir hazlo, pero desde donde te sientas más cómoda.
    Que hoy en día nadie es imprescindible en ningún lugar y todo el mundo sobrevive, pero que no sea a costa de tu salud.
    Quierete, eres especial, ve poco a poco y si hay que volver a empezar, adelante.


    • Nuria dice:

      Gracias, Pilar 🙂 . Ya ves que le eché valor e hice lo que tenía que hacer, aunque he de reconocer que me costó bastante… y me ha sentado muy muy bien. Esta desconexión total me ha ayudado a salir del hoyo, que era lo más importante. Aún no sé qué camino tomar ni qué hacer con mi vida, pero me siento mejor y alguna que otra cosilla tengo entre manos. Ya sabes que yo no ando mucho tiempo sin inventar alguna historia con la que estar “entretenida” 😉 :p .

      Es todo un alivio volver a ser feliz y volver a ser yo. Ahora, como bien dices, voy a un ritmo que me permita seguir avanzando. Menos mal que con el tiempo y los batacazos entrenamos la paciencia y de eso voy bien sobrada :p

      Un beso enorme, mi niña preciosa. Y gracias por estar ahí