De trofeos y victorias

De trofeos y victorias habla este escrito…

Sí, porque las cosas grandes, aunque sean pequeñeces, hay que saber verlas.

Cosas tan cotidianas como hacer la compra, limpiar la casa, ir a una boda o salir de juerga son pequeñeces para muchos, pero para otros son grandes cimas alcanzadas o por alcanzar.

Son las cimas que yo he alcanzado y que me permiten mirar hacia cimas más altas en este “paso a paso” que a veces se hace interminable.

Pero… para darse cuenta de la grandeza de estas victorias, antes hay que mirar atrás…

Mirando atrás…

Hace tiempo miré atrás, cogí aquella foto de mi pasado en la que los estragos del lupus aún no se notaban…

Tras años llorando al ver esa foto de lo que un día fui y no volvería a ser, decidí colocar mi pasado en mi futuro y caminar con la mente fija en ese objetivo: volver a ser la Nuria que fui un día, tanto física como mentalmente.

Hoy vuelvo a mirar atrás, pero no a esa foto…

Hoy miro hacia mi pasado porque es el modo en que te das cuenta de todo lo que has avanzado. Y eso quiero hacer hoy: festejar mis grandes avances :-).

Cuando todo empezó…

Cuando el dolor duele; cuando el miedo aterra… Cuando cada sensación se multiplica por mil, pero no es cosa de tu mente… Es un dolor demasiado real para ser inventado… Un dolor que no alivia pastilla alguna… Lo único que lo suaviza es agarrarse a ese “mañana habrá desaparecido” que parece no llegar nunca.

Cuando sólo tú sabes lo que es sufrir y temer…

Cuando nadie en el mundo comprende ese dolor y lo que se siente al tener que bajar la cabeza y decir: “¿Me vistes por favor?”.

Cuando mi brote vino pisando fuerte trajo consigo muchos cosas que jamás podré olvidar. Os aseguro que ese dolor no se olvida… Ni el miedo… Ni la incertidumbre… Ni la desesperación o el sentimiento de soledad que te acompañan cada día al ver que nadie te comprende y que nada ni nadie te puede aliviar.

Recuerdo cuando llegué al hospital y comenzó mi primera estancia en el “hotelito”… Recuerdo con horror a la enfermera Leo (así se llamaba) que me obligaba a ir a la ducha cada día jajaja. Es curioso cómo hay cosas que se te quedan grabadas, verdad? No recuerdo a mis primeras compis de habitación, pero sí recuerdo a Leo. Ella me obligaba a comer, a ducharme… a todo lo que no quería hacer!!! Estaba en plan rebelde, supongo, jajaja. Y ella tomó el papel de madre porque supongo que a mi madre se le caía el alma a los pies al verme así.

Recuerdo a mi hermano pequeño durmiendo en el silloncito del hospital… Y a mi madre!!! Que decía que dormía fatal, pero la tía no paraba de roncar y no me dejaba dormir jajaja.

Recuerdo tooodos y cada uno de los purés que me tuve que tomar cuando me salió el herpes zóster en el cielo de la boca (hay que tener mala leche, sí). Cada vez que llegaban mis bandejas de comida con la etiqueta del menú que ponía cosas como “carne en salsa con patatas”, “macarrones con tomate”, “merluza”… Y al abrir la tapa… PURÉ…

Descubrí que todo en esta vida se podía hacer puré!!! Y que mi enfermera Leo siempre me los haría comer… :p

De todo esto me puedo reír ahora que ha pasado. En su día os prometo que para nada me reía…

Al darme el alta recuerdo que mi hermano mayor dejó a su mujer embarazada al cuidado de mi hermano pequeño para venir a Madrid a cuidarme a mí :-). Me hizo de comer cada día y creo que fue de los primeros en sufrir mis ataques de corticoides… 🙁 Lo recuerdo con horror… Aunque él quizá lo haya olvidado, el daño que le hice yo jamás lo podré olvidar. Creo que ha sido la única vez en mi vida que he visto a mi hermano llorar… Y fue por mi culpa; porque, no recuerdo ya lo que le dije o le grité, pero le hice pensar que había dejado todo para cuidar de mí porque me quiere y yo se lo pagaba tratándolo mal… Por aquél entonces ni él ni yo sabíamos que mi mal carácter era un efecto de los corticoides…

Por último, cómo no, recuerdo a mi novio… La paciencia que tuvo una y otra y otra vez… Cada vez que los corticoides hablaron por mí y el calló y no dijo nada… Jamás me levantó la voz… jamás me contestó… Aguantó y aguantó. Todas y cada una de mis embestidas… Os juro que no hay palabras ni gestos suficientes para agradecer todo lo que no hizo. Y lo que hizo.

De esa parte de mi pasado no me río ni podré reír jamás. Aún duele todo el daño que hice a los que me quieren y me quisieron ayudar.

Mis primeras victorias

Llegar al final de la calle, jajaja. Y que conste que me río ahora porque es que suena tan “tonto” que la meta de uno sea llegar andando al final de una calle!!! Pero para muchos nuestras metas han quedado reducidas a pequeñas cosas. Pequeñas cosas para el mundo, pero grandes para nosotros.

Cuando te ingresan en el hospital, sales siempre muy cansando. Yo siempre digo “ya me han dado el alta. Ahora me estoy recuperando del hospital” jajaja. Y es que es verdad! Los hospitales cansan, tanto al paciente como a los visitantes :-).

Así que, tras semanas de ingreso, mi novio me obligaba a salir a pasear cada día :-).

El primer día no di más de tres pasos. Y poco a poco logré ir avanzando y avanzando… Hasta que llegué a la siguiente calle (fue la Gran Vía de Madrid). Entonces le dije a mi novio: “venga, el día que lleguemos al Friday’s (un restaurante americano), cenamos ahí!!! :D”. Yo todo emocionada, ya veis! Por andar desde la calle Fuencarral hasta la Gran Vía (ni 20 minutos es eso).

Y llegué al Friday´s un día! Y lo celebré como si hubiera ganado una competición a nivel mundial :-). Y, por supuesto, me supo la cena a gloria!!!!

Y la vida continuó…

Desde entonces, tuve días mejores y peores… Los dolores, la desesperación, las ganas de tirar la toalla y querer dejar de ser una carga

Recuerdo los dolores y el sufrimiento… El no poder abrir los botes y también recuerdo a mi portera viniendo a casa a cocerme arroz (mil gracias, Carmen!).

Recuerdo pensar cada día “mañana no dolerá, mañana habrá pasado”… Pero no recuerdo el día en que eso fue una realidad…

Pero eso ya no importa. Lo importante es que todo eso ya pasó :-).

Desde entonces…

Desde aquel comienzo que ojalá algún día pueda olvidar, han pasado muchas cosas (buenas y malas). Pero lo importante es que miro atrás y puedo sonreír :-).

Si me preguntáis por qué… No lo sé!!!! Porque los recuerdos no son buenos… Pero supongo que sonrío porque sigo aquí y estoy bien; porque a lo largo de todo este caminar siempre hubo momentos de risas y bromas… Porque ese bendito “mañana no dolerá, mañana habrá pasado” jamás me abandonó… Porque en el peor y más oscuro momento de mi vida, una preciosa gata negra y blanca se cruzó por mi camino y me dijo “no puedes abandonar. Te necesito. Sin ti yo no puedo vivir. Tu pérdida sería demasiado grande”.

Ella escuchó los gritos que no gritaba… ella sintió mi abandono y me salvó la vida cuando las palabras y gestos de cariño de todo el mundo se ahogaban ante mi maldita certeza de que “todos serían más felices si yo no estuviera aquí”.

¿Dónde están los trofeos y victorias?

Cuando festejas como un gran logro el hecho de haber asistido a una boda, hacer la compra o haber salido de marcha, es inevitable mirar atrás. Porque si festejo todo eso es porque soy consciente de que hace no mucho no podía hacerlo. Por eso recuerdo esa parte de mi vida que ya es pasado.

Pero no me olvido! Esto va sobre trofeos y victorias :D.

Victoria 1: la boda (noooo la mía no!)

Para mí una boda era un imposible… La última boda a la que fui la terminé en el hospital, je. Una semana, si no recuerdo mal.

A la siguiente boda no pude ir porque era en Valencia y ese viaje era demasiado para mí (las cucharas, ya sabéis…).

Pero! Atención, señores, que fui a otra boda hace un mes o así!!!! 😀 😀 😀

Me maquillé y me vi monísima!!! Y estaba todo contenta, nada más que haciéndome fotos por aquí y por allá jajaja. Me diréis que vaya presumida, egocéntrica y narcisista, pero cuando te pasas meses y años odiando tu reflejo en el espejo; cuando no quieres salir a la calle ni ver a gente porque ni tú misma te reconoces… Verte por fin a ti, poder reconocerte, es algo muy grande que no se puede expresar con palabras sino con la sonrisa que tengo ahora mismo en la cara :-).

Pero ahí no acaba la cosa!!! Duré en la boda más de 8 horas!!!! Y bailé!!! Tuve mis descansitos en un sofá, pero el caso es que aguanté la boda hasta el final y me lo pasé bomba!!! Feliz y despreocupada, sin importarme el fotógrafo haciendo fotos por acá y por acullá :-).

Los días siguientes dormí como un bendito, fui un despojillo de mi sofá y tuve la carilla algo mal, pero nada por lo que preocuparse ;-).

Victoria 2: de juerga!!!

Siiiii me fui de juerga!!! Por primera vez en mucho tiempo, salimos de casa a las 10 de la noche!!! Tú sabes lo que es eso para mí? Llevaba años teniendo que volver a casa para acostarme a la hora de los Lunnis (a las 21’30), como siempre digo, porque el cuerpo no me daba para más!!! Pero no! Esta vez la señorita se fue a la calle a las 10 de la noche. Y, de nuevo, muy mona ella jajaja :p. Lo siento! Es que me da una alegría volver a medio reconocerme en el espejo y no darme vergüenza salir a la calle!!!

Es más!!! Me hice mil fotos con una chapa que me envió Paula (del blog UnaDeCadaMil) junto con una notita que ponía “aunque seas adoptada, te queremos”. Jajaja me encantó!!!! Es que tengo un grupo en el que todos tienen esclerosis múltiple y yo soy la única lupi. De ahí que sea “la adoptada” :p.

Estuve con mi novio de bares, que es lo que me gusta a mí :-). Y hasta fuimos a un pub a bailar, pero no nos dejaron entrar porque mi novio llevaba bermudas… Bueeeno no pasa nada! Nos fuimos a casa y continuamos la juerga allí: cantando!!!! 😀 😀 😀

Ojito al dato, que nos acostamos a las 6 de la mañana!!!! 😀 😀 😀

El día siguiente estuve durmiendo tooodo el día jajaja, pero que me quiten lo bailao!!!! Eso sí, mi novio se tiró todo el día con una cara de preocupación el pobre!!!! Me preguntó como cien veces si me llevaba al hospital. Por más que le decía que sólo necesitaba dormir y que me dejara, el pobre seguía erre que erre. Dice que no lo repite más jajaja. Pero estaba bien, eh? Tan sólo fue un día de marmota ;-).

Hombre, la verdad es que por ahora yo tampoco pienso repetir, ya que estas cosas tienen que ir muuy poco a poco. Pero necesitaba una gran celebración :-). Siempre que se haga con cabeza y conociendo los límites no pasa nada, no? Y yo ya conozco a mi lupus, o eso creo! 😉

Victoria 3: piscina y gimnasio!!!

Yujuu!!!! Desde hace meses no puedo hacer deporte… Hace años que no voy a la piscina de mi edificio… Pero este año eso ha cambiado!!!

Tras estudiar metódicamente las horas de sombra y demás gaitas por el tema de la luz UV dichosa, bajamos a la hora perfecta a la piscina :-). Y soy feliz! El primer día que bajamos mi novio decía que se me veía más feliz que a todos los niños juntos jajaja. Y es que no era para menos!!! Yo en la piscina!!! 😀 😀 😀

Y justito la semana pasada fue mi segundo día de gimnasio :D. Caminando en la cinta para empezar muuuy poco a poco :-). Porque las cosas hay que hacerlas con cabeza!!! Y tengo que ir poco a poco para no forzar la máquina y seguir sólo dando pasitos hacia adelante.

Mis trofeos

Fotos!!! Tenemos una foto de la boda en plan “llevamos más de 4 horas de boda y sigo en pie!!!!”

Del día de juerga tenemos también unas cuantas, pero hay una de “las 4am y sigo en pie!!!!”

Jajaja siiii todos mis trofeos son así jajaja. No lo puedo evitar!!! 😉

De la piscina… Algunos ya la visteis, no? Fue la que difundí en Twitter por la campaña #mójate2013. El año pasado no me pude mojar por la esclerosis múltiple, pero este año no podía faltar!!!

Y ahora, que me voy de vacaciones, iré aumentando mi “vitrina de trofeos”.

Mi viaje pospuesto

En 2009 planeé un viaje en coche por el Norte de España. No recuerdo muy bien cómo estaba por aquél entonces, pero supongo que lo suficientemente bien como para querer planear un viaje…

Nunca llegamos a poder hacer ese viaje… Hasta ahora :-). El simple hecho de emprender ese viaje es para mí un trofeo más que añadir a la lista :-).

Es lo que siempre os digo: a veces tenemos que dejar algunas cosas aparcadas… la enfermedad nos obliga a ello :-(. Pero nunca hay que olvidar los sueños!!! Sino sólo dejarlos a un lado para poder volver a emprenderlos en cuanto podamos.

Mi viaje lleva esperando 4 años… Y ahora vamos a hacerlo :D. Y lo vamos a disfrutar al 100%. Al ritmo lupi, pero al 100%, que es lo que importa :-).

Y pienso hacer mil fotos!!!! Y al ver cada una podré decir “lo logré” :-).

Somos los dueños de nuestros destinos

O al menos en parte ;-). Obviamente no todo está en nuestras manos, pero hay mucho en lo que sí podemos decidir.

Ya sabéis lo que pienso del ánimo: no cura, pero ayuda a llevar mejor las cosas ;-).

Hay mucho que depende de nosotros y de cómo veamos la vida.

Cuando tienes una enfermedad crónica tiendes a pensar que nada depende de ti… que cualquier día puede llegar un brote que te deje algún “recuerdo” de esos que tanto miedo nos dan…

Es cierto. No todo lo podemos controlar, pero sí que podemos vivir el ‘hoy’ disfrutando de lo que tenemos… Pensando que mañana habrá pasado lo malo… Pensando que el malo sea hoy, como decía aquella canción de la que un día os hablé.

Sé que la enfermedad da miedo… Sé que mirar al futuro da miedo a veces, pues la incertidumbre que trae consigo la enfermedad es peor que el miedo.

No permitas que tus miedos guíen tus pasos! Sé el propio dueño de tu destino.

Yo he pasado mucho tiempo con dolor y miedo… Sin querer pensar en el mañana por miedo y por culpa de todas aquellas preguntas que nos asaltan y para las que no tenemos respuesta

En muchas ocasiones la enfermedad te forzará a recorrer un camino, pero eso no es así siempre. Elige tú cuando tengas libertad.

Poco a poco yo voy teniendo más libertad… ¿Por qué no te va a pasar a ti?

Intenta no pensar tanto en el futuro para que puedas disfrutar del hoy. Y, sobre todo, jamás dejes de intentar hacer las cosas. Porque algún día, al igual que yo, podrás hacer cosas que un día tuviste que dejar de hacer :-).

Aunque a veces cueste, intenta hacer lo que hago yo: cuando no puedo hacer algo como trabajar, bailar o lo que sea siempre digo “no puedo hacerlo… por ahora“. Ese “por ahora” es más importante de lo que creemos!!!

Cerrado por vacaciones

🙂 Os dejo unos días, que me voy de vacaciones!!!! A emprender un viaje que me lleva esperando unos cuantos años y que hasta ahora no he podido hacer a causa del lupus.

Sé que hay muchos mensajes por contestar… Tened paciencia, que yo siempre vuelvo!!! Ya lo sabéis ;-).

Muchos besos a todos y nos vemos en unos días!!! 😉

P.D. Gracias, Jorge, por estar a mi lado y dejarme intentarlo. Porque sé que para ti también es difícil verme caer si fallo en el intento.

Actualización 6 de enero de 2014:

Aquí tenéis el artículo sobre mi viaje y un vídeo con fotos que espero que disfrutéis! 😀

Artículos relacionados:

Viajar con una enfermedad crónica.

Vivir en el pasado no es tan malo.

– Cuando el silencio ahoga.

Herpes Zóster.

Si tomas corticoides, infórmate!

– Suficientemente fuertes para derrumbarnos.

Mi lupus y el suicidio.

Cómo es vivir con lupus: “la teoría de la cuchara”.

Aceptando mis nuevos límites.

La luz ultravioleta.

Avanzando despacio y con paso firme!

– El ánimo en tela de juicio.

Echándole un pulso al dolor.

Cómo aceptar el diagnóstico.

– Dejadnos ser libres.

Las lágrimas de las autoinmunes hechas canción.

También te puede interesar...

Salir de la depresión: podemos Aunque ahora creas que no... Yo te digo que sí podemos. Yo he podido y tú vas a poder. Como que me llamo Nuria. Dicho esto... Estoy bien. Gra...
Cuando tienes que reinventarte Hacía tiempo que no escribía y lo echaba de menos. La verdad es que lo necesitaba. Lo había intentado varias veces a lo largo de esta semana, pero ...
Soy un Grinch A veces las cosas pasan y no puedes controlarlas... Las ves venir, pero no puedes evitar que lleguen. Me daba cosa escribir esto en estas fechas......
“Sí puedes” (quedarte embarazada) "Sí puedes". Son las palabras que más he deseado escuchar desde hace más de lo que quisiera recordar. Ayer, por fin, las escuché. Y desde entonc...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

25 pensamientos sobre “De trofeos y victorias


  1. Juana Alicia Mtz. dice:

    Ahora entiendo al pobre de mi niño! (de 23 años) No sabía porqué dormía tanto después de un día de juerga él tiene lupus, y yo preocupadísima! Ya sabes, los doctores no se prestan nunca a que uno pregunte algo.


    • Nuria dice:

      Este comentario tuyo me da una idea, Juana. ¿Recuerdas tu comentario en “Caminando por la cuerda floja“?. Quizá sería buena idea que imprimas ese artículo o el que habla sobre la fatiga en el lupus y se los muestres a tu hijo tras levantarse después de uno de sus días de juerga y le digas algo así como que para ti es un alivio leer cosas como éstas porque te ayudan a comprender lo que le pasa.

      Quizá, si le dejas los papeles a su alcance, los lea y se abra un poquito a hablar.

      Muchas veces no hace falta decir más, Juana. Una frase, un papel que signifique algo, y un beso.

      Espero que este nuevo enfoque ayude en algo. Por probar…

      Un abrazo.


  2. rosy1203 dice:

    Hola mi queridísima Nuria!!! Hoy tengo algo que contarte, por fin acabé la conclusión de mi tesis, no sabes como me costo y más ahora que me es difícil concentrarme y escribir en el teclado, pes de repente mis manos se engarrotan, pero lo he terminado y enviado ahora a esperar resultados, tal vez para algunos no es mucho, pero para mí fue un gran esfuerzo tanto emocional como físico y estoy contenta de lograrlo, aunque un poco triste pues al menos ahora no podré hacer uso de ese recurso de estudio, pues no puedo trabajar, pero al menos tendré el gusto de obtener mi grado de Máster 😀 y eso ya es mucho…. Bonita semana!!! un beso.


    • Nuria dice:

      Pues añadimos un trofeo a la lista, Rosy!!! 😀

      Y el trabajo lo pondremos en la caja del “por ahora”. Gracias a Dios, el trabajo se va adaptando a estos nuevos tiempo y quizá algún día encuentres algo que no esperabas :-).

      Un beso y enhorabuena!!!


  3. Luz yolanda contreras flores dice:

    Nuria: Quiero que sepas que te agradezco con todo mi corazón que hayas abierto esta página, fué la primera que encontré cuando busqué, y no tienes idea lo muchísimo que me ayudó, me tranquilizó y me enseñó, pues tienes una manera tan hermosa y paciente de decir pero sobretodo de explicar las cosas, que no hay manera de no entenderlo, gracias por seguir informándonos a todos los Lupis, pues sé que pasas muy malos momentos por la enfermedad más sin embargo siempre procuras estar ahí: INFORMANDONOS Y ALENTANDONOS a seguir y a echarle muchas ganas, deseo que Dios te bendiga por siempre y que pueda yo seguir en contacto contigo aunque sea por este medio, te mando un abrazo muy fuerte con todo mi cariño, cuidate mucho. Saludos desde México. BYE.


    • Nuria dice:

      Gracias por tus palabras, Luz Yolanda,

      A decir verdad, desde que comencé a escribir este blog mi vida ha cambiado un poco para mejor y mi lupus parece estar dándome una tregua por fin (toco madera!) :-). Ya, si me quito de encima la depresión, te aseguro que me pongo a bailar por soleares (como diríamos en mi tierra) hasta que me sangren los pies!!! 😀

      Sí que es cierto que cuando comencé estaba peor y a veces me costaba más arrastrarme hasta el ordenador, pero no puedes imaginar la fuerza y las cucharas “extra” que reporta el leer a diario comentarios como el tuyo :-).

      Como paciente sé lo complicado que es encontrar información fiable, completa, de calidad y, sobre todo, fácil de comprender… Por eso seguiré adelante con lo que hago mientras pueda :-). La información debería ser algo que esté al alcance de todos y eso es lo que pretendo cada día, además de tranquilizar y educar para que el lupus sea más visible y más comprendido por todos.

      Ya sabes que este blog y mi correo están siempre abiertos para todo aquél que lo necesite. A veces tardo en responder, pero respondo. Y si no lo hago, me lo recordáis! Que soy humana y tengo mis descuidos :-).

      Un abrazo enorme y sigue aprendiendo, pues es nuestro deber como pacientes. Y cuanto más sepamos de nuestro lupus, mejor sabremos afrontarlo y adaptarnos a todo. Y eso nos permitirá ser más felices :-).

      Nuria


  4. Selene dice:

    Que gusto me da por ese paso que haz dado, cuando llegue nos cuentas que tal te fue; de mí parte te envio la mejor de las vibras para que lo disfrutes al maximo….un fuerte abrazo


    • yabe dice:

      Hola hace poco descubri esta pagina y me alegra haberlo hecho, me has ayudado mucho, felicidades por tan buena iniciativa; tengo 26 an?s y mi diagnostico es de Les desde los 14, a pesar de q me dice el reumatologo q es sistemico a mi los brotes me atacan piel y cuero cabelludo uff si q me da fuerte, pero mi medicacion es sistemica hasta ahora mi medico ha tratado de darme dosis bajas de medicamentos pero a veces siento q no me hace efectto; tomo prednisona 5mg, metotrexate, plaquinol y dapsona, trato.de llevar mi.vida lo mas normal posible, hace 1an?o me case con alguien maavilloso q ha estado apoyandome y luchando junto a mi hacen 8 an?os! La verdad actualmente estoy en.crisis a veces siento impotencia xq los m,edicamentos no me alivian y vaya q tengo q maquillarme bien para q no se noten las lesiones q ya hasta se hn.hecho llagas :(…. a pesar d ello sigo luchando y tratando de llevar mi.vida a ritmo normal hasta donde sea posible…si alguno ha tomado algun medicamento para brotes discoides o suagudos q haya funcionado bien agradezco


      • Nuria dice:

        Hola Yabe, me alegra que te haya ayudado el blog :-).

        Si estás preocupada porque piensas que la medicación no te hace efecto, habla con tu médico porque hay muchísimos tratamientos disponibles, Yabe. Y seguro que alguno mejora esas malditas lesiones cutáneas que tanto nos afectan. Quizá, también podrías solicitar a tu reumatólogo que te aconsejara o te derivara a un dermatólogo y así que te hagan los dos el seguimiento: tu reuma de la parte sistémica y tu derma de la piel.

        En el lupus es normal que nos lleven varios médicos dependiendo de dónde nos afecte el lupus. A mí, por ejemplo, me llevan normalmente un internista y una dermatóloga porque, al igual que a ti, el lupus también me afecta a la piel. Así que ambos, el internista y la derma, hacen un equipo y me tratan de forma conjunta, cada uno en su especialidad.

        En cuanto a automedicarte, no te lo aconsejo porque eso te puede perjudicar. Cada paciente y cada lupus es diferente, Yabe. Si yo, por ejemplo, te digo “compra éste o aquél medicamento” puedo causarte hasta un daño en el riñón porque algunos medicamentos puede que no te los dé tu medico por lo que ve en tus analíticas, comprendes? Los medicamentos sólo deben ser pautados por un profesional médico.

        Intenta hablar con tu médico. Yo siempre lo hago con el mío. Me tranquiliza y, sobre todo, si él sabe que la medicación no me hace efecto puede cambiármela.

        Espero de verdad que mejores. Ya nos contarás.

        Un abrazo,

        Nuria


  5. selene dice:

    Que gusto me da…. Disfruta mucho tu viaje… Y luego nos platicas como te fue un fuerte abrazo y muy buenas vibras para q lo disfrutes al maximo


  6. Francisco dice:

    Pues disfruta campeona eres una luchadora y todo un ejemplo para todos los que de una forma u otra tenemos una enfermedad cronica y no sabemos como en mi caso afrontar el futuro, pues mi mente da muchas vueltas y me juega malas pasadas.

    Que disfrutes mucho del viaje

    Besos


    • Nuria dice:

      Estas cabezas locas, Francisco!!! Aquí una que duerme con la radio porque así me concentro en lo que dicen y no en lo que dice mi cabecita loca :-).

      Te aseguro que el día que encuentre el modo de acallar tooodas esas preguntas que nos hacemos todos, preocupaciones, incertidumbres y demás lo gritaré a los cuatro vientos. Ni en los viajes nos dejan tranquilos, oye!! 😉

      El viaje fue fantástico y lo mejor de todo es que llegué estupenda y fresca cual lechuga :D. Ya os contaré y os enseñaré los sitios tan bonitos en los que he estado. Os llevé a toodos conmigo!!! 🙂

      Muchos besos, guapísimo!!!


  7. Carmen dice:

    Que bonito Nuria, me alegra un montón que puedas ir de viaje,
    Disfruta mucho y cuídate Un besote.

  8. A disfrutar esas vacaciones tan merecidas, que tengas un buen viaje y un feliz regreso


  9. Annna dice:

    Menudo subidón me ha dado con la noticia de tu viaje 🙂
    Ya te iba tocando. Un súper abrazo!!


  10. Thelma Ramirez dice:

    Excelente viaje te mando mis cucharitas disfrútalo!!!


  11. El chipirón azul dice:

    Hola preciociociocicicima!! Me ha encantado este articulo. No refleja sólo a los lupis sino a toda persona q tiene q luchar por su salud todos los días. Es como si t pusieran en la cuerda floja t diesen un empujón y alaaaa apañate como puedas.
    Cuesta mantener el equilibrio, no caer a abismo. Pero vamos si caes, hay q volver inmediatamente arriba.
    Preciosa, tú siempre has estado en ese reflejo del espejo, pero no t querías ver. Vale la mariposa y los cortis t cambian pero la expresión de los ojos y la sonrisa jamás.
    Yo h tomado cortis y cuand tenía cara de media luna mi abuela que me dice q estoy guapísima con mi cara redonda y mis coloretes jajajaja, alguna ventaja…
    Lo único q pasa, es que ya sabes tus límites, conoces tu lupus y lo respetas…y has descubierto que estás ahí, preciosa como siempre.
    Señores , yo he sido parte d ese milagro porque esta chica tiene un alma y una energía abrumadora. Le he dicho siempre q es una belleza y m alegra q se haya descubierto.
    Espero q el viaje t aporte alegrías y grandes momentos. Y a descansar cuando toque.


  12. Jessica dice:

    Pensé que era la única que celebraba las cosas sencillas que lograba, para muchos sera una tontería, pero para mi es maravilloso cuando puedo ir a un mall y poder caminar y llegar a casa y no sentirme agotada, muchas veces no valoramos las cosas cuando estamos bien pero cuando tenemos limitaciones para hacerla es que entonces deseamos hacerla. Se que llegara el día en que las retomare de nuevo.. 🙂


  13. @gaby_ dice:

    Solo Felices Vacaciones Nuria!!
    Que te lo pases bien, y disfruta el momento!!! El ahora!! Las cosas iran viniendo poco a poco!!! Ya lo has demostrado con todos tus logros!! y los que te quedan!
    Un beso


  14. marcela dice:

    me alegro todos tus logros y felices vacaciones¡¡¡¡¡¡¡¡¡


  15. M luz dice:

    Me has recordado “mi logro” cuando después de casi dos meses convaleciente me atreví a conducir desde mi casa hasta la de mi madre. Al llegar tuve que llamar a mi marido a casa para decirle que había llegado bien y sin nigún problema (vivíamos en barrios distintos de Zaragoza) . Tenía visita con mi internista a los pocos dias y al contarle mi progreso se alegró muchísimo. La verdad es que esta tontería hizo que mi ánimo subiera un montón de niveles


    • Nuria dice:

      Alcanzamos la cima del mundo con pequeñas cosas, verdad M Luz? 🙂 Yo ahora mismo estoy allí, en la cima del mundo, por el simple hecho de haber llegado de las vacaciones bien, sin tener que pasar días tumbada en el sofá sin poder moverme.


  16. rosy1203 dice:

    Gracias por todo, por escribir nuestro espejo, muy lindo y buen viaje, disfrútalo, besos