Las moléculas limpiadoras arrojan luz sobre el lupus

Esta noticia, publicada con fecha 29 de julio de 2013, nos habla sobre una de las teorías del origen del brote de lupus de las que ya hemos hablado ;-).

Como siempre, os cuento la noticia y luego, al final, tenéis la traducción del artículo. Si tienes Sjögren, este artículo también te puede interesar! 🙂

Cuando os hablé sobre la luz ultravioleta os comenté las razones por las que ésta nos afecta a las personas con lupus: los rayos del sol y la luz ultravioleta en general hacen que las células de la piel sufran daños y mueran.

En condiciones normales, un sistema inmune sano llevaría a cabo la “limpieza” de estas células muertas. Sin embargo, en nuestro caso, nuestro sistema inmune se vuelve un poco loco, dando una respuesta exagerada a esta situación y produciéndose así un brote o una activación de la enfermedad.

Bien, eso que dijimos en su día es lo que han investigado los científicos, que han tratado de responder a las siguientes preguntas:

  • ¿Por qué en las personas con lupus el “servicio de limpieza” funciona tan mal?
  • ¿Podríamos hacer algo por arreglar esta situación? ¿Podríamos sentar las bases para crear un tratamiento que solucione este problema?

Os adelanto que esta investigación está aún muy en pañales… Los descubrimientos se han llevado a cabo en ratones modificados genéticamente y aún estamos muy lejos de ver algún resultado que nos haga saltar de alegría ante un nuevo tratamiento.

Pero… Si esta investigación sigue adelante y tiene éxito, podría ser el fin de la reclusión a la que muchos lupis estamos condenados…

Habrían encontrado el modo para arreglar la maldita intolerancia al sol y la luz ultravioleta y podríamos ir a la playa, de barbacoas y a la calle sin la lata de las cremas, el sol y demás gaitas!!! Ay, que me da algooooo!!!! ¿Sabéis los no lupis lo que significa eso? El mundo se abre de nuevo para nosotros!!!

Veamos esta investigación, os parece? Para ello, necesitamos saber algo más sobre nuestro sistema inmune ;-).

La apoptosis

La apoptosis es el proceso por el que las células del organismo mueren de una forma programada. Hablando de un modo simple, cada una de nuestras células tiene un sistema por el que muere cuando ya no es necesaria o supone una amenaza para el organismo.

Por poner un ejemplo, cuando un renacuajo evoluciona a rana, las células de su cola mueren porque ya no son necesarias. Y, según el libro Biología molecular de la célula, “en un adulto humano sano, billones de células mueren en la médula ósea y el intestino cada hora”.

Suena increíble, verdad?

En un organismo sano, como os he comentado antes, todas estas células muertas son eliminadas del organismo gracias a la acción de los fagocitos, que son uno de los tipos de células que forman parte de nuestro sistema inmune.

El servicio de limpieza inmunitario

El hecho de que una célula muera es algo normal en el organismo. Nos pasa a todos. Sin embargo, en nosotros, que tenemos lupus, parece ser que el servicio de limpieza anda en huelga general y perpetua, porque ahí no limpia ni Blas… Es por eso que, en nuestro caso, las células muertas se acumulan y eso provoca  que nuestro sistema inmune comience a crear anticuerpos… Ya tenemos armado el jaleo, señores!!! Vienen las citocinas, la inflamación, el dolor y el brote :-(. O la activación de la enfermedad.

El SCARF1

El SCARF1 es la molécula que parece (por ahora) ser la culpable de que a los lupis no nos pueda dar el sol. Los científicos han observado que, en los ratones, la ausencia de una molécula parecida es la que ocasiona que las células muertas se acumulen sin ser eliminadas por el sistema inmune. Y eso les provocaba un lupus parecido al que sufrimos los humanos. Ahí está el “pero” de esta investigación: en que el lupus desarrollado por los ratones no era parecido al que sufrimos nosotros :-(.

El otro “pero” en esta investigación es que los científicos saben que la ausencia de SCARF1 causa la acumulación de las células muertas en el organismo, pero no saben si los pacientes de lupus tienen niveles bajos de esta sustancia o si existe alguna causa genética por la que nuestros SCARF1 funcionen mal o, simplemente, no funcionen.

Es por eso que el siguiente paso es realizar estudios genéticos en pacientes de lupus que arrojen luz sobre nuestros SCARF1: si tenemos, si los tenemos “bien configurados”, etc., etc., etc.

Traducción de la noticia

Una molécula que es crucial en la limpieza de las células muertas en ratones podría arrojar luz sobre enfermedades autoinmunes como el lupus en humanos según los investigadores.

El Dr. Terry Means, profesor de medicina del Colegio Médico de Harvard, y sus colegas, han comunicado hoy (29 de julio de 2013) sus hallazgos en la revista Nature Immunology.

Las células que sufren la apoptosis (muerte celular programada) normalmente son limpiadas y eliminadas por células del sistema inmune.

Pero en enfermedades como el lupus, los científicos piensan que la eliminación de estas llamadas células apoptóticas puede ir mal, y las células muertas se acumulan y hacen que el sistema inmune comience a fabricar anticuerpos contra ellas y otras partes sanas del cuerpo.

Los anticuerpos se depositan en los tejidos, como los riñones, y esto lleva a la inflamación y otros síntomas.

Estudios de los receptores

El Dr. Means y sus colegas se dieron cuenta de que en el gusano Caernorhabditis elegans un receptor llamado CED-1 intervenía en la eliminación de las células muertas y que en los mamíferos existía un receptor parecido llamado SCARF1. Así que se preguntaron si el SCARF1 podía estar involucrado en la aparición de los síntomas del lupus.

El SCARF1 se une a un componente del suero llamado C1q, que ayuda a que las células muertas sean reconocidas por las células inmunes encargadas de “recoger la basura”.

El Dr. Means y sus colegas crearon un ratón genéticamente modificado que carecía del gen para el receptor SCARF1.

“Hallamos que tras un mes o dos, las células muertas comenzaban a acumularse en la circulación y en los tejidos de estos ratones porque no eran eliminadas correctamente”, dice el Dr. Means.

“A los cuatro meses de edad, desarrollaron autoanticuerpos, enfermedad en la piel, normalmente en la cara y la espalda, y sufrieron daños renales con proteinuria en su orina. Todo estos son síntomas clásicos del lupus en humanos”.

“SCARF1 es el primer receptor C1q que parece tener importancia en la eliminación de las células muertas”, dice el Dr. Means.

Existen otros mecanismos involucrados en la eliminación de las células apoptóticas, pero los investigadores creen que el receptor SCARF1 es el responsable de la eliminación del 40 al 70% de ellas.

Lupus en humanos

Los investigadores ahora quieren ver si estos hallazgos pueden ayudar a los pacientes con lupus.

“La eliminación de células muertas ocurre de manera similar en humanos y en ratones”, dice el Dr. Means.

“Hemos demostrado que el SCARF1 humano se une y reconoce las células muertas. Lo que no sabemos aún  es si los pacientes con lupus sufren algún defecto en la función o expresión del SCARF1”.

Pero dice que los estudios genéticos deberían clarificar esto en unos cuantos años.

“Podríamos hallar modos terapéuticos de incrementar el SCARF1 o quizá crear una proteína SCARF1 que se uniera a las células muertas y ayudara a eliminarlas de manera más eficiente”, dice el Dr. Means.

Interesante estudio

La profesora Fabienne Mackay, una investigadora de lupus de la Monash University en Melbourne (Australia) dice que “es un estudio interesante”. “Me gusta mucho. Aporta una nueva luz en ese sistema”.

Pero, al igual que Mackay, otro investigador australiano de lupus, el profesor Tom Gordon, de la Flinders University en Adelaine, enfatiza que el estudio está realizado sólo en ratones.

“Creo que aún queda mucho para saber si este estudio nos llevará a nuevas terapias que puedan ayudar a los pacientes de lupus”, dice Gordon.

Gordon dice, además, que ninguno de los ratones del estudio produjeron exactamente el mismo tipo de lupus que se da en humanos.

“Sería muy interesante que los estudios genéticos detectaran mutaciones en este receptor. Eso empezaría a relacionar las cosas”.

Además, Gordon dice que estos descubrimientos podrían ser relevantes también para otra enfermedad autoinmune llamada Síndrome Sjögren.

Artículos relacionados:

La luz ultravioleta.

El sistema inmune.

El síndrome Sjögren.

– Otras noticias en la sección “Noticias” de este blog.

Fuentes:

– Noticia completa en el ABC Science (29 de julio de 2013): “El proceso de eliminación de las células muertas arroja luz sobre el lupus” (Inglés).

– Revista Nature Immunology: Artículo publicado (Inglés).

– Biblioteca Nacional de EEUU (Inglés) – Extracto del libro “Biología molecular de la célula”, de Alberts B, Johnson A, Lewis J, et al. (New York: Garland Science; 2002).

– Soc. Española de Bioquímica y biología molecular: Apoptosis.

También te puede interesar...

Llega el belimumab subcutáneo para el lupus! Teníamos la noticia la semana pasada :-) : el belimumab subcutáneo ha superado la fase III del ensayo clínico y será aprobado. Así que allá va en unas...
El papel de la proteína Blimp -1 en el lupus Si la semana pasada un titular nos hacía creer que la causa del lupus se había encontrado en la proteína p38, esta semana tenemos otra causa: la prote...
El papel de la proteína p38 en el proceso inflamat... La semana pasada nos llegaba por redes sociales la siguiente noticia sobre el papel de la proteína p38 en el proceso inflamatorio: "Descubren cómo se ...
¿Cómo me protejo del sol? Consejos para principian... Cuando me diagnosticaron en 1994, allá por mis 14 maravillosos y rebeldes años, en casa sieeeempre teníamos la misma discusión: para mi madre nunca me...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

7 pensamientos sobre “Las moléculas limpiadoras arrojan luz sobre el lupus


  1. frespin dice:

    Gran artículo como siempre Nuria a este paso vas a tener pronto un master en enferemedades autoinmunes; que vayan tomando nota algunos médicos que se quedan un poco desfasados y cuando le dices que puedes tener lupus, ponen cara de haba.


  2. Toñi dice:

    Estupenda noticia.
    Todo empieza estando en pañales,lo importante(creo),es que empiece,y continúe.


  3. rosy1203 dice:

    Hola, que bueno que haya al menos una pequeña luz de esperanza, y se me había pasado, existe algún problema en que nos apliquen rayos infrarrojos???


  4. mdbuigues dice:

    Estás siempre a la última|Esto parece un gran avance. Como siempre será cuestión de tiempo, la pena es que el factor económico sea una traba para la conclusión de muchos estudios pero hablar de eso sería otro tema.No perdamos la esperanza de que sí lo podamos ver! yo no me limito a tener fe en la mejora de los tratamientos sino en que se encuentre una cura para las enfermedades autoinmunes.