Soy un Grinch

A veces las cosas pasan y no puedes controlarlas… Las ves venir, pero no puedes evitar que lleguen.

Me daba cosa escribir esto en estas fechas… Se supone que son fechas en que todos estamos felices, cantamos villancicos y esas cosas. Pero, al igual que yo, hay muchas personas que en estos momentos no son felices. Por eso escribo esto.

Escribo animada por ellos porque, aunque no hayan dicho nada, sé cómo se sienten.

Escribo por mí. Porque esta vez lo necesito. Necesito sacar muchas cosas de dentro y escribir siempre es un buen modo de hacerlo.

El momento perfecto para que la depresión asome la cabeza de nuevo y se acerque no existe. Pero, en mi opinión, la Navidad es el peor momento de todos. No porque me fastidie una fiesta que me gusta (que ya no es así), sino porque es una etapa en la que los cánones sociales imponen que tenemos que ser felices y cantar en nubes de color de rosa que yo no tengo y que no soporto tener que fingir.

No me gusta la Navidad

Soy un pequeño Grinch, aunque no siempre lo he sido.

Antes me encantaba la Navidad: las calles llenas de gente, las luces en las calles, los villancicos de las calles de mi Granada preciosa y, sobre todo, la ilusión. Era lo que más me gustaba.

Con el tiempo, y con el lupus, la cosa cambió. El cansancio con que tenía que vivir me fastidiaba todo el año, pero al ver llegar la Navidad… buff. Me entraba pánico.

Comidas y más comidas. Con amigos, con el trabajo, con familia… Muchas excusas. Muchas explicaciones… que aún me cansaban más

Del viaje a Granada y el mes que me llevaba reponer todas las cucharas gastadas ya ni hablamos.

Y lo que más dolía al llegar la Navidad eran (y son) las conversaciones con Jorge, mis salidas de tono por la desesperación y su incesante intentar que fuera a una cena o a una comida para no tener que dar explicaciones que en el momento yo no comprendía que eran tan incómodas de dar.

Ahora sí lo comprendo. El tiempo y mucho hablar nos ha ayudado a ambos a ponernos en los zapatos del otro.

Nos comprendemos, pero yo sigo afrontando la Navidad cual Grinch y él quisiera no tener que dar explicaciones. Ahora realmente no tiene por qué, pues yo estoy bien y no tengo cansancio ni dolor, pero se ve que me ha quedado una especie de trauma con la Navidad. No lo puedo evitar.

No os equivoquéis. Adoro a mi familia y me encanta estar con ellos en estas fechas porque hacemos una cena sencilla y hace tiempo que dejamos a un lado eso de ir de guapos. Ir siendo tú misma te hace estar más a gusto… Más relajado.

Los reyes me hacen ilusión también. Es algo que ya os conté que siempre me hizo ilusión.

Pero…

Estoy deseando que pase la dichosa Navidad

Este año, quizá, con más fuerza. Sólo quiero estar en mi casa, con mis cosas… Intentando adaptarme a este país al que, de repente, parezco no querer adaptarme, a pesar de los esfuerzos que hago cada día.

Siempre lo he dicho: necesito una rutina que me ayude a encontrar mi sitio en el mundo, que me dé seguridad y algo a lo que agarrarme para no pensar… porque si pienso, lloro. Y este llorar es…

No lo sé. Hay muchas cosas que no comprendo. No comprendo por qué lloro, si se supone que lo tengo todo.

No tiene sentido que llore porque mi salud está bien, y eso es lo que importa.

No tiene sentido esta tristeza porque, tras 8 años, por fin me han dicho que puedo ser mamá. Y no. No es el miedo a no poder serlo… Bueno, sí, pero ésa es otra historia diferente.

Y el no encontrar razones para esta desazón con la que convivo cuando se supone que lo tengo todo me da pánico porque significa que puede ser la depresión, que vuelve a casa por Navidad, como el turrón.

Da miedo porque, por muchas veces que te hayas enfrentado con la depresión… por muchos pulsos que le hayas echado… nunca llegas a saber el paso a paso. No hay instrucciones en un libro.

Lo único que puedo hacer es echar los pulsos que me quiera echar… Esperando ganar el máximo posible hasta que se canse de perder y se vaya de nuevo.

Artículos relacionados:

También te puede interesar...

Cuando tienes que reinventarte Hacía tiempo que no escribía y lo echaba de menos. La verdad es que lo necesitaba. Lo había intentado varias veces a lo largo de esta semana, pero ...
“Sí puedes” (quedarte embarazada) "Sí puedes". Son las palabras que más he deseado escuchar desde hace más de lo que quisiera recordar. Ayer, por fin, las escuché. Y desde entonc...
Vivir con lupus en Dubai Para aquellos que aún no lo sepáis, desde hace poco más de 2 meses vivo en Dubái, Para los que penséis que estoy de broma... no lo estoy, jajaja. ...
Descanso forzado… Me despido feliz!!! Sí, toca descanso y me despido feliz y con amenaza de volver, como siempre!!!! :D :D :D Podría haberme ido sin más, pero no quería desaparecer sin ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

6 pensamientos sobre “Soy un Grinch


  1. María Jesús dice:

    Bueno, ya se ha pasado. Espero que tú y todos los seguidores hayáis sobrellevado las fiestas lo mejor posible. Ahora a volver a la rutina que tan bien nos sienta. Un abrazo y mis deseos de un año en remisión para todos.


  2. Patricia Ramirez Mares dice:

    Nuria, un abrazo; entiendo perfectamente lo que escribes y hasta la sensacion de que hay algo y no sabes que es (le digo a Pay que ni yo me entiendo); y si eso es depresion, como sabes tambien tengo Lupus y eso de estar dando tantas explicaciones me tiene tan cansada, Ja, Ja ….. y tambien soy una Grinch no me gusta eso de los festejos; sabes mejor hay que pensar que es una condicion mas al Lupus, y como dice Alma pronto te adaptaras.
    Nuevamente un fuerte abrazo y veras que pronto pasara esto y todo sera nuevamente rutinario, tu sabes muy bien que significa esta palabra.


  3. Ale de Alba dice:

    Hola Nuria…Para muchos es epoca de ponerse triste a mi me pasa igual. ..pero sé que tengo que tenemos que echarle todas las ganas del mundo…y dar gracias a Dios por otro año más que nos da de vida…entramos en momentos de la depresión, pero quien puede ser más fuertes…ella o nosotros que somos unas guerreras? Ánimo porque tenemos salud y somos fuertes…recuerda que eres una guerrera Nuria. Te mando un abrazo muy fuerte…


  4. Carmhen dice:

    Hola Nuria, quiero compartir un poco de mi historia personal y al igual que tu, estas fechas no son muy agradables, desearía cerrar los ojos, abrirlos y de una vez estar en el 2017, sin tanto alboroto….. también padezco lupus, hace 13 años, y tengo mis altibajos, pero este año es diferente, por no decir peor, hace poco falleció mi novio, y desde entonces me he subido a una montaña rusa de emociones, la que se muy bien debo controlar, pero no puedo…. “quiero estar sola, o mejor no! acompañada tal vez, pero que nadie celebre, porque para mi no hay nada que celebrar”…en fin, la vida se ha empeñado en ponerme una prueba este año, que si no supero puede acabar con mi salud, quiero pensar que es parte de la vida, que es una experiencia y que debo aprender….aun no se que diantres debo aprender, pero en eso estoy, resolviendo un rompecabezas del cual ya se la imagen final; yo enfrentándome a la vida.


  5. Alma dice:

    Hola Nuria, excepto que no tengo lupus me identifico contigo en todo lo que dices. También me gustaría animarte porque el primer año de estar expatriada tienes muchos altibajos, pero los tenemos todas las mujeres que dejamos nuestros trabajos por acompañar a nuestros maridos a que ellos mejoren profesionalmente y nosotras nos sentimos anuladas.
    Después de 4 años expatriada, hemos vuelto a casa y hebretomado mi maravilloso trabajo pero me sigo sintiendo extraña, supongo que cómo en todos los cambios necesitaré un año de adaptación. Así que ánimo que el primer año es durillo pero luego todo va fenomenal.


  6. Marcela dice:

    Querida Nuria se q es difícil se que hay veces q uno piensa hasta cuándo pero me voy a tomar el atrevimiento de RTR q hay una ley divina q hace a atraigamos lo q pensamos y te pido x vos x tu salud q seas positiva a pienses q todo va ha estar bien q saca de tu mente el malestar y digas estoy bien y voy ha estar mejor no te digo te aseguro q te vas acuesto pero si te aseguro q cada día lo vas a pasar mejor q alguien dijo SOLO X HOY viví el hoy y da lo .Ejor de ti y de pensamiento positivos x q se puede cambiar la forma de mirar las cosas .Estás acá x una razón le das sentido a muchas personas q te siguiente y nos ayudas a enter x q nos sentimos así .Gracias x estar y escribir quien te sigue desde hace unos meses y te admira

    Marcela