¿Puedo mudarme al extranjero si tengo una enfermedad crónica?

Tener una enfermedad crónica presenta una serie de retos. Situaciones que no nos plantearíamos si nuestra situación fuera la de una persona sana. Una de ellas aparece cuando se nos plantea la posibilidad de mudarnos al extranjero.

Muchos sois los que me preguntáis, preocupados, “¿Puedo mudarme a…?”. Así que espero que mi experiencia os sirva, ayude y tranquilice. Aviso! Hay que hacer una pequeña labor de investigación antes de tomar la decisión de mudarnos o no, eh?

¿Puedo mudarme al extranjero si tengo una enfermedad?

“Claro! ¿Por qué no? Todo es posible”

Ya… vale. El famoso “si quieres, puedes”…

En este caso en particular, yo podría decirte la típica milonga de que todo se puede, que es cuestión de actitud y los blah blah blah de los que se empeñan en colorear el mundo de rosa cuando no se puede.

Pero la verdad es que… con una enfermedad como el lupus no todo es posible! Y, dependiendo del país y la situación personal de cada uno, podremos mudarnos o no.

Yo me he mudado al extranjero

Como muchos de vosotros ya sabéis por las fotos que he ido colgando en Instagram, me he mudado a Dubái, un “país” (o emirato, si hablamos con propiedad) que pertenece a Emiratos Árabes Unidos.

Para no alargar la cosa, diremos que Jorge buscaba trabajo y el hombre no se pudo ir a un sitio más fresquito. Nada más ni nada menos que a mitad del desierto!!! Todo un sueño hecho realidad para una lupi extremadamente fotosensible con brotes cutáneos del 15 :p.

Por eso tuvimos que casarnos de un modo tan atípico (y chulo!!!) y express. Muchos me preguntasteis y ahora os puedo responder! 😀

“No sin mi médico!!”

Jajaja. Mi reacción al saberlo.

Para un paciente crónico tener un buen equipo médico es importante. De hecho, es uno de los temas que más preocupa cuando nos planteamos mudarnos a otra ciudad… No os cuento nada cuando nos mudamos al extranjero!

¿Cómo solucioné el tema? Bueno, aún no tengo médico porque ando esperando a los papeleos de la eterna burocracia emiratí, pero en ello andamos.

Me vine sin preocupaciones porque tengo la suerte de tener un seguro privado que me cubre en caso de emergencia. Si no, no podría estar aquí ahora. Hubiera tenido que esperar a tener los papeles. Jorge, además, vino unos meses antes que yo y se estuvo informando con sus compañeros de trabajo, que ya estaban bastante informados sobre muchas de las cosas que necesitaba saber.

Saber qué tipo de cobertura sanitaria hay en tu país de destino es importante también! En Dubái, por ejemplo, no hay seguridad social para los expatriados… Sólo para los nacionales (y por lo visto es la leche!). Y para mí era importante tener muy claro el tema de mis médicos y mis revisiones.

Jorge tiene incluido en su salario un seguro médico bastante bueno que me cubre a mí también… Si no, mudarme a Dubái hubiera sido un gran NO NO.

Sin cobertura médica no puedo estar porque mi patología requiere un seguimiento y un tratamiento continuo como mínimo! Más las pruebas y análisis que me hacen cada dos por tres para mis seguimientos.

Si tú estás pensando en mudarte, tienes que saber muy bien cómo va el tema de la cobertura social y, si no la hay, qué otros modos tienes para que la atención sanitaria no te salga por un pico. Como ejemplos tienes la tarjeta sanitaria europea (para los europeos) o los sitios web que ofertan consultas privadas con diferentes especialistas a precios más reducidos. Son sitios en los que se puede confiar y que vienen bien. En Dubái los hay (miré toooodas mis opciones jaja 😉 ).

Mi lupus no es complicado

Es otra de las cosas que me ha permitido venir a Dubái. Mi lupus da mucho la lata y tiene “sus encantos”, pero no me afecta a ningún órgano, por lo que no fue impedimento para mudarme.

Hay personas en diálisis que tienen este problema, sabéis? En los dos meses que llevo ya en Dubái no he podido ir al médico… Y si necesitara diálisis me sería imposible estar aquí ahora…

O si hubiera estado anticoagulada, también hubiera sido una complicación porque, entre papeles e historias, aún no podría haber ido a un médico y los pacientes anticoagulados necesitan controles frecuentes. Aquí, como en muchos sitios, o tienes seguro privado o no tienes nada… Y yo, por ahora, no tengo nada.

Vivir en el extranjero a veces requiere vacunarse…

Si, en lugar de a Dubái, Jorge se hubiera ido a otro país, quizá hubiera tenido que vacunarme y eso habría sido un ‘pero’ grande. De hecho, una de las primeras cosas que mi médico y yo miramos cuando le dije que me iba fue si tenía que vacunarme de algo.

La medicación!!!

Para los que están con un biológico, vivir en el extranjero es un imposible. Lo primero es la salud y sin mis drogas yo no voy a ninguna parte!!! :p

Por suerte, mi ensayo clínico había terminado en junio, que fue cuando me vine a Dubái. Hasta entonces, no lo hice porque lo primero es lo primero 🙂 . A veces las prioridades cambian, qué le vamos a hacer!

Pero, ¿y para los que tienen sólo pastillitas? Eso también da canguelillo, eh?

  • ¿Tendrán allí mi medicación?
  • ¿Hay algún tipo de seguridad social que la cubra?
  • ¿Me será fácil de adquirir?
  • ¿Tendré un médico que me lo recete sin problemas?

Y esto nos lleva a la pregunta que está ahí, en grande, siempre… en luces de neón y con sirenas de alarma…

!¿!¿!¿Cómo diablos encuentro un médico en un país extranjero?!?!?!

No podemos estar continuamente volviendo a casa para las revisiones… Es una locura!!

El primer paso fue, cómo no, preguntar en mi asociación. Ahí me resolvieron el problema y ya me vine la mar de tranquila. Además, ya había hecho yo los deberes en internet (eso os lo cuento otro día 😉 ).

Las asociaciones son grandes aliadas en estos temas porque tienen toda una red de contactos con otras asociaciones en el mundo y conocen a mucho profesionales que van a congresos médicos en los que conocen a otros médicos de todo el mundo.

Pero, ¿qué hubiera pasado si no hubiera existido mi asociación? ¿Ni ninguna otra?

Buscas, como muchos hacen, la asociación de lupus de Dubái… pero no hay!!!

¿Y ahora… qué? 

Pequeña reflexión sobre la importancia de las asociaciones específicas de una patología. Ésas pequeñitas a las que a veces les damos tan poca importancia pero cuyo papel es crucial aunque muchas veces invisible.

Existen agrupaciones de personas que “dicen” representar a los pacientes… pero ésas no son lo que los pacientes necesitamos. Dicen que nos representan, pero no nos ayudan en las cuestiones en las que necesitamos orientación y, en más ocasiones de las que nos imaginamos, nos mal representan demandando cosas que lejos de interesarnos nos perjudican. (Tema que me escama y al que, seguramente, volveré otro día).

Hacer las cosas no siempre es posible…

Éste debería haber sido el típico artículo de “si yo me he mudado a Dubái, tú puedes vivir donde quieras!!!”, “no hay problemas en el mundo”!!! Ánimo! y esas chorradas…

Pero vivir en Dubái y tooooooodo el proceso de investigación que he hecho para ver cómo vivir aquí con lupus me ha hecho ver, una vez más, que las cosas no son tan fáciles como nos las pintan a veces.

Hace falta que los pacientes podamos vivir con nuestra enfermedad allá donde nos lleve la vida. No pedimos tanto! Poder ir a un sitio donde esté nuestra familia, o donde podamos trabajar… o donde podamos acceder a estudios universitarios… Y una enfermedad no debería pararnos. El sistema sanitario, la burocracia y la falta de atención centrada en la persona tampoco.

La enfermedad no nos para. Nos para el sistema.

Muchas veces he hablado de la importancia de la definición de acceso a la salud… Ésta es una de ellas en la que no hablo de salud, sino de una vida, una educación y una familia…

La verdad es que es injusto que muchos pacientes no puedan estudiar una carrera o vivir con su familia porque eso requiere ir al extranjero… y, por el motivo que sea, no pueden.

No pretendo con esto alzarme por un sistema más permisivo, justo o como queramos llamarlo… sino tan sólo mostrar al mundo que a veces las cosas no son tan fáciles como un “si quieres, puedes“. Hay personas para las que algo tan excitante como un cambio de país o emprender una carrera esconde tras de sí preguntas que no todos tienen que hacerse y cuya respuesta condiciona el que podamos hacer lo que soñamos o no.

No siempre es cuestión de ánimo.

También te puede interesar...

Salir de la depresión paso a paso Salir de la depresión no es fácil y no se hace de la noche a la mañana. Si me preguntas cómo estoy, yo digo que ya he salido, pero porque lo peor ya h...
Salir de la depresión: podemos Aunque ahora creas que no... Yo te digo que sí podemos. Yo he podido y tú vas a poder. Como que me llamo Nuria. Dicho esto... Estoy bien. Gra...
Cuando tienes que reinventarte Hacía tiempo que no escribía y lo echaba de menos. La verdad es que lo necesitaba. Lo había intentado varias veces a lo largo de esta semana, pero ...
Soy un Grinch A veces las cosas pasan y no puedes controlarlas... Las ves venir, pero no puedes evitar que lleguen. Me daba cosa escribir esto en estas fechas......

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

19 pensamientos sobre “¿Puedo mudarme al extranjero si tengo una enfermedad crónica?


  1. Enrique dice:

    Realmente el mudarse a otra ciudad o a otro país una decisión complicada ya sufras una enfermedad crónica o no, ya que nadie estamos a salvo de caer enfermos o de tener un accidente. Una persona que se translade al extranjero con una enfermedad crónica puede tener un buen estado de salud general y alguien sano, puede desarrollar una enfermedad y si no tiene cobertura sanitaria tiene un gran problema.
    Al final tenemos una forma de pensar extraña, creemos que nuestra sanidad es gratuita y no es así, se financia a través de los presupuestos generales y luego, a traves de impuestos indirectos, así pues la pagamos. En otros paises el nivel de impuestos es más bajo o inexistente (caso de Dubai), por lo que igual no hay que andar con tanto miedo a la hora de irse si se negocia un buen salario y una buena cobertura médica. (El tener listas de espera de 8 o 12 meses en España para una resonancia magnética o en quirófanos, una de dos o no la necesitas el servicio que te van a prestar o si la necesitas el tiempo de espera es inadmisible, por eso el pagar de una forma que no eres del todo consciente para recibir un servicio de esas características igual no es del todo tan bueno, de echo hay multitud de gente que paga pruebas en seguros privados para adelantar un poco el plazo, luego, están pagando por un servicio 2 veces).
    Por otro lado, la OMS nos repite una y otra vez que España es uno de los mejores sistemas sanitarios del mundo, pero si es así, ¿cómo explica la insatisfacción de los usuarios así como la de los profesionales que se dedican a la salud?. Sería bueno que la OMS mirase la satisfacción de los usuarios y trabajadores así como las listas de espera y las comparase con el resto de paises y no solo midiese el índice de cobertura sanitaria. (Yo en mi casa puedo querer dar de comer a toda la ciudad, pero al no disponer de unas instalaciones con capacidad suficiente igual toca a un trozo de pan a la semana para cada habitante, y eso es insuficiente)
    Al final, para bien o para mal, en temas de salud es como todo, se reduce a un tema económico pero tanto en España como en una remota isla del pacífico.


    • Nuria dice:

      Claro que es complicado estés sano o no, Enrique… Pero, por ponerte nuestro caso:
      – Jorge lleva en Dubái 6 meses.
      – Yo llevo 2 meses.

      Él no ha tenido que ser atendido por un médico, pero yo sí.
      Él puede ir a cualquier médico, pero yo no.
      Él no toma medicación, pero yo sí.

      Unos análisis de control que le hagan a él no costarán los 600€ que el lunes pasado nos cobraron por mis analíticas para seguimiento del lupus.

      Y esas analíticas me las tendré que repetir al menos dos veces al año si estoy bien. Y también tendré que ir a la consulta, que también nos cobraron.

      Todo esto está, en teoría, cubierto por el seguro que Jorge tiene por el trabajo, pero todos conocemos cómo funcionan esas cosas: sieeeeempre hay un motivo por el que no te pueden reembolsar el dinero.

      La seguridad social. Otro tema. Aquí en Dubái la hay, pero sólo para los nacionales. Yo, como te digo, he tenido que desembolsar una cantidad guapa por unos análisis que en España están cubiertos.

      Los pagamos a través de impuestos, sí. Y en Dubái, aunque se diga que no hay impuestos, los hay a través de las mil tasas que tienes que pagar (pagas hasta por respirar, en serio). Sin embargo, estos impuestos indirectos, en lo relacionado con sanidad, va destinado a los nacionales sólo.

      Sí. Es una cuestión de dinero al fin y al cabo… pero un dinero que no todos podemos permitirnos gastar… Nosotros, tras esta primera experiencia, veremos qué tal va la cosa y, en función de eso, tendremos que tomar decisiones. No es lo mismo para todos, Enrique. No me vale la teoría de “a cualquiera le puede caer una maceta por la calle y morirse” 😉 . Un abrazo


      • Enrique dice:

        Por las razones que enumeras es por lo que digo que se traduce a un tema económico. Como el nivel de revisiones, analiticas, etc no son iguales a las de una persona sana, con un buen salario, no deberían de ser problema, uno tiene que negociar muy bien y muy duro, (está claro que la empresa va a intentar contratar lo mejor lo mas barato posible), pero al final cuando uno trabaja está cambiando lo único que es realmente suyo, su tiempo.

        En otros paises, el PIB, no es igual al de España, por ejemplo, en USA el PIB per cápita estará en torno a los 45-50000 dolares, en España estaremos en torno a 30000 euros. La diferencia es casi del doble, también podemos decir que la sanidad en USA cuesta más, pero, comparativamente el nivel que pruebas diagnosticas que realiza el sistema sanitario estadounidense es aberrante en comparación con el europeo, y repito ABERRANTE, ganan por goleada, tampoco es igual el tema de responsabilidades ni de tratamientos de los que disponen, por ejemplo, en USA, el que a un paciente encamado se le presente una úlcera de grado 3 es complicadísimo, las de grado 4 ni se les dan, ¿porqué? Porque los demandan, una úlcera es un tema de cuidados, si estás ingresado y se te manifiesta es que los cuidados no han sido los adecuados, y la demanda que sufre el hospital si eso le ocurre es del tamaño de la sagrada familia¿¿en España?? el tener un paciente encamado con una úlcera de grado 3 o 4 es de lo mas normal, ¿que le ocurre al hospital? Nada, de echo, todos los días se manifiestan úlceras de grado 2-3 con solo dejar de hacer un cambio postural.

        Por otro lado una situación parecida a la de muchos expatriados que trabajan por cuenta ajena es la situación que tienen los trabajadores autónomos en nuestro país, . (En España es obligatorio el cubrir la asistencia sanitaria, no la social, un autonomo que enferma con una enfermedad de las mal llamadas raras, que tarden una media de 4 años en darle un diagnostico, que tenga ingresos hospitalarios de por medio, pruebas privadas, etc, tiene un problema muy serio si depende económicamente su familia de el ya que durante el tiempo que no trabaja, no cobra, así de sencillo, si tiene hipoteca, o prestamos, ¿que le ocurre si no percibe ingresos?. ¿Esta en una dituación muy diferente?

        Está claro que si paredes un enfermedad, cambia tu vida y al igual que te cambia la vida, te tiene que cambiar el salario ya que tus años laborales y tus gastos no van a ser iguales a una persona sana. Si se negocia un buen salario en teoría compensas un poco ese problema.

        Un saludo
        Enrique :))


  2. Catalina dice:

    Hola Nuria

    Me da una inmensa alegría por muchas razones , eres una mujer luchadora que toma grandes decisiones nada que ver y con ganas de vivir la vida, estas a tiempo eres joven y te lo mereces , estas en Dubai , estas viviendo una realidad muy distinta , tu la estas enfrentando, la tienes en tus manos .
    Eso vale mucho mi querida Nuria estar en un pais lejano, super moderno , tienes muchas cosas a tu favor todos tus sistemas están funcionando bien , conoces mucho de la enfermedad tienes un esposo maravilloso y cuentas con un seguro médico que va a solucionar las emergencias si en caso aparecen pero mejor olvidate de ellas, todo está estable piensa que la parte mental es muy importante. y dirige tu vida .
    es que mente positiva seguro conocerás a gente que te brindará mucha ayuda.
    Muchos éxitos Con cariño
    Catalina.


    • Nuria dice:

      🙂 Gracias, Catalina 🙂 . Jorge me dice que siempre le impresionó que en ningún momento dice un ‘pero’ a venirnos a Dubái. Si hubiera venido con miedos, seguro que no estaría tan bien como estoy ahora (y toco madera para que siga así!!!).

      Siempre he dicho que si hago algo, lo hago con ganas, con arrojo y para disfrutar y hacerlo bien. Si no… me quedo en casa, no? 😉 Además, nunca sabré si puedo vivir en Dubái si no lo intento.

      Hablamos mucho sobre el tema… y, claro, de la posibilidad de que no estuviera bien aquí por el lupus. Pero decidimos afrontar esa situación cuando viniera, si es que viene. No tiene sentido afrontar problemas que no existen.

      El seguro… ya os contaré hasta qué punto nos soluciona las cosas! Por ahora hemos tenido que pagar la friolera de 600€ por unos análisis… Y toca echar los papeles para que nos devuelvan el dinero… Ya os contaré! Como no nos devuelvan nada tendré que prostituir a mi pobre gata jajaja 😉 :p . Un beso enorme, Catalina!


  3. Alma dice:

    Felicidades Nuria por tu blog. Entiendo perfectamente lo de encontrar médico, hemos vivido 2 años en India y 2 en París y realmente ya tienes todo lo de los médicos en marcha cuando te vas. Después de año y medio siguen haciéndole pruebas a mi hija de 8 años para diagnosticar si lo que tiene es lupus o no y q tipo de lupus y la verdad q he ido bastante mareada con los médicos en el extranjero y en España y aún ninguno sabe decir qué enfermedad autoinmune tiene.
    Mucha suerte en Dubai y disfruta de la expatriación como lo hemos hecho nosotros.


    • Nuria dice:

      BUff, Alma, es que si ya nos lían en un mismo país… no me imagino estar entre dos!!!

      Ojalá algún día tengamos algo que permita a nuestros médicos diagnósticos más tempranos y seguros… Es que el lupus es mu pillo!! Y cuando no da la cara es complicado decir si existe o no… Lo importante es que tu hija se encuentre bien.

      Si te puedo ser de ayuda en algo, no lo dudes y avisa!! Un beso enorme y que vaya todo bien con tu hija.


  4. Maye dice:

    Hola Nuria:
    Me quedó la duda a un comentario que hiciste: ¿Qué hay del lupus con las vacunas? ¿Cual sería la contraindicación según tu médico?
    Saludos.
    Gracias.


    • Nuria dice:

      En el artículo sobre las vacunas os lo explico todo, Maye. También hay información sobre este tema en el resumen de un congreso de lupus para pacientes al que asistí hace tiempo.

      Es por el modo en que están hechas algunas vacunas (las vacunas vivas). Siempre puedes elegir ir a un país sin vacunarte, pero en mi opinión es un riesgo que no me planteo correr por el momento… Y menos estando inmunodeprimida!

      Lee los artículos que te menciono y si te queda duda me dices o pregunta a tu médico 🙂 . Un abrazo!


  5. oscar dice:

    ¿Y tu que medicación tomas en estos momentos o no tomas nada?


    • Nuria dice:

      Hola Óscar,
      Tomo mi medicación de costumbre 🙂 . Me traje medicación suficiente para seguir mi tratamiento hasta que tenga papeles aquí y acceso a salud y pueda comprar mi medicación aquí. Es igual que lo que hacemos cuando nos vamos de vacaciones: nos llevamos medicación para el tiempo que estemos fuera.


      • oscar dice:

        Hola Nuria, gracias por responder mis comentarios, deseo que todo te vaya a las mil maravillas en esta aventura que has comenzado, y como tu has dicho, si fracasas, fracasa de nuevo, fracasa mejor, un abrazo muy grande de lupi a lupi desde Jerez de la Frontera.


        • Nuria dice:

          OOhhhhh Jerez!!! No iba yo veces con mi padre a ver los caballos 😀 😀 😀 . Gracias, Óscar!!! Os iré contando cómo van las cosas por aquí 🙂 . Un abrazo enorme!!!


  6. Natalia dice:

    Hola Nuria
    Primero quiero enviarte un abrazo y mis felicitaciones porque ayudas a muchos con tu blog. Me alegra mucho leer esta entrada, yo estoy en una situación similar, tengo un lupus eritematoso cutáneo subagudo diagnosticado hace 23 años y ahora estoy con una decisión en el tintero, mudarme o no a una zona de mi país donde las temperaturas están por encima de los 30°C.
    He estado consultando con mis médicos y he visto otros especialistas y las recomendaciones han sido contrariadas, igual que tu soy muy fotosensible y quería preguntarte como has hecho con el sol y con la sensación térmica.

    Gracias un abrazo


    • Carlos dice:

      Buenas natalia,
      Perdona mi indiscreción, he sido diagnosticado hace poco de lecsa, y me interesaria mucho poder intercambiar información, muchas gracias de antemano y un saludo


      • Nuria dice:

        Carlos, tan sólo decirte que una de las normas de este sitio es que no está permitido el intercambio de información de contacto… LO siento y espero que lo comprendas. Todo lo demás, ok, pero no el intercambio de info de contacto…

        Hay muchas personas con ese diagnóstico. En tu asociación seguro que conoces a alguien. Un abrazo y lo siento.


    • Nuria dice:

      Natalia… ¿No te había contestado al comentario? Es que me suena una barbaridad que alguien dejó un comentario con la misma duda!! Ando fatal de la cabeza… :p

      Llevo ya dos meses en Dubái y estoy estupenda, Natalia. Al principio me salieron lesiones cutáneas en el brazo por el reflejo de la luz que entra de fuera (todo esto me pasó sin salir a la calle. Estando en casa!) y hemos tenido que poner cortinas. Y con las cortinas ya no tengo ningún problema.

      En principio no tiene por qué haber inconveniente… pienso yo. Siempre que cuentes con buenos médicos en la zona de destino. Al ser en tu mismo país, siempre puedes seguir haciendo las revisiones con tu médico de siempre.

      En España hay ahora mismo 45.000 personas con lupus que viven cada día por encima de los 30ºC, Natalia (incluso por encima de los 40) y están bien. Hay más limitaciones a la hora de salir a la calle porque hay más intensidad y horas de sol, hay que salir más tapados… pero se puede hacer vida.

      La sensación térmica es otra historia. Si eres de los que acusan más cansancio con el calor, ahí vas a tener una pequeña limitación.

      Natalia. La decisión de irte la tienes que tomar tú, pero yo me he venido a Dubái con buenos médicos y cuidándome. No conozco los motivos de la mudanza, pero si es por trabajo o estudio… Pon en una balanza todo lo que te dicen los médicos y tu vida y lo que quieres hacer allá donde te mudes.

      No sé por qué los médicos te habrán dicho que no te recomiendan que te mudes, la verdad. Y quizá sean unas razones de peso.

      En Dubái yo he hecho lo mismo que hago en España: evitar salir a la calle en las horas de más sol y, cuando salgo, me pongo crema solar (que renuevo cada 2 horas) y voy con falta larga, manga larga y mi sombrilla. Por ahora, si te sirve de ayuda, me va bien. Con la sensación térmica también, pero ahí he de decirte que estaba muy bien del cansancio antes de venirme.

      Espero que mi experiencia te ayude. Si tienes más dudas, puedes escribirme, ya sabes 🙂 . Un abrazo enorme y ya nos cuentas lo que decides!


  7. Fernanda dice:

    Enhorabuena, Nuria!!!!
    Todo lo mejor para tí y tu esposo en este nuevo comienzo!!!
    Cariños enormes desde Buenos Aires!